24h Valencia.

24h Valencia.

32 años después del asesinato de Broseta por ETA: "Debemos rechazar el odio, el rencor y la desesperanza".

32 años después del asesinato de Broseta por ETA:

Representantes de las instituciones valencianas y de la sociedad civil se han sumado al tradicional homenaje al profesor Manuel Broseta con motivo del 32 aniversario de su asesinato a manos de ETA, un acto en el que su hijo, Pablo Broseta, ha instado a aprender de su padre que "en la vida no se puede vivir ni con odio, ni con rencor, ni con desesperanza".

Además, ha llamado a transmitir a las nuevas generaciones que el estado de derecho "no es por combustión espontánea" y a que no haya gobiernos "con miembros con delitos de sangre a sus espaldas" ni con "separatistas o secesionistas".

El homenaje, con una ofrenda floral como reconocimiento al jurista valenciano, se ha celebrado en la avenida Blasco Ibáñez, la misma donde el 15 de enero de 1992 Manuel Broseta sufrió el disparo que terminó con su vida, con la participación del 'president' de la Generalitat, Carlos Mazón, y del 'expresident' Ximo Puig, y la asistencia del policía José Vicente Martos que resultó herido esa mañana al explotar el coche bomba de los etarras.

En su intervención, junto al monolito que recuerda al profesor, Pablo Broseta ha reivindicado la memoria de su padre y la necesidad de poner en valor el "sacrificio" de los "hombres y mujeres buenos que dedicaron buena parte de su vida y en algunos casos su propia vida a que podamos hoy disfrutar del estado de libertad y de democracia".

Tras hacer una mención a los más de 800 asesinados por ETA y a "los compatriotas que han tenido que reescribir y que reaprender sus vidas", Pablo Broseta ha llamado a "un homenaje especial, sincero y absolutamente merecido a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado", especialmente a la Policía Nacional por sus "dos siglos a nuestro servicio en pro de la libertad".

Un homenaje que ha personificado en la figura del policía que resultó herido "dos calles más allá, cuando explosionó el vehículo con el que los asesinos de Manuel Broseta huyeron y que además tuvieron la desvergüenza de colocar frente a una guardería". "Me ha costado 30 años localizar a José Vicente porque por cuestiones de seguridad no era fácil acceder a él (...) Eres una víctima del terrorismo que tiene dos cumpleaños: el de tu nacimiento y el del cumpleaños", ha manifestado.

Al final de su discurso, el también diputado del PP en Les Corts ha alabado a las personas que dieron todo lo que lo mejor de sí para pasar de una España en blanco y negro a una España libre, democrática y plural" y ha instado a que haya "un gobierno sostenido por los mejores".

"Algo que la inmensa mayoría de los ciudadanos requerimos, exigimos y merecemos, si me permitís, es la necesidad de tener un buen gobierno. Merecemos tener un buen gobierno, y yo no voy a ponerlo en duda porque además es completamente legítimo y yo no voy a entrar en esas dinámicas porque creo que Manuel Broseta no lo haría", ha añadido, y ha rechazado "tener gobiernos con candidatos o candidaturas con miembros con delitos de sangre a sus espaldas, con separatistas, con secesionistas".

En esta línea, Pablo Broseta ha pedido recuperar la "cultura del consenso y del acuerdo", tras lo que ha destacado la participación de Mazón y Puig en el acto. Dirigiéndose al 'expresident', ha resaltado que durante los últimos ocho años el Consell "siempre" ha arropado a las víctimas del terrorismo.

Por su parte, el 'president' de la Generalitat, Carlos Mazón, ha reivindicado la "encomiable" figura del catedrático Manuel Broseta "no solo por la llegada y la cimentación de la democracia en España, sino por la llegada y la cimentación del propio autogobierno valenciano del que fue claramente protagonista".

Mazón ha recordado que, cuando Broseta fue asesinado, "España por fin se iba a abrir oficialmente al mundo" con las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla. "En medio de esas ilusiones, de esas esperanzas, aquí se golpeó al corazón de los valencianos", ha lamentado.

Dicho esto, ha defendido que es "perfectamente compatible" la lección de convivencia de Broseta con "rechazar cualquier tipo de olvido o cualquier tipo de reescribir una historia": "Esto siempre ha ido de libertad, no ha ido de otra cosa".

"Sin libertad no hay democracia ni estado de derecho", ha subrayado, y ha agradecido la labor de la familia de Broseta y la Fundación Manuel Broseta para seguir profundizando sobre el diálogo, la paz, y la convivencia "sin ninguna palabra de ira, de venganza o de desencuentro". También ha puesto en valor la participación de Puig, del que toma la "antorcha de la defensa y el compromiso de la Generalitat con las víctimas del terrorismo.

En su intervención, el 'expresident' Ximo Puig ha coincidido en que hay una "cicatriz emocional" en este punto de València desde el 15 de enero de 1992, "el día en el que ETA asesinó a un padre, un abogado, un profesor, un político, un hombre en todo apasionado que defendía aquello en lo que creía".

Puig ha ligado esta efeméride con el nacimiento de Martin Luther King el 15 de enero de 1929 y su frase de que si supiera que el mundo se acababa mañana, plantaría un árbol: "Eso hizo el profesor Broseta, plantar árboles frente a aquellos que los talaban, incluso después de abandonar este mundo".

Es más, ha asegurado que el jurista fue capaz de "invalidar la equidistancia y ejercer desde la rebeldía democrática un compromiso militante en favor de la memoria, la justicia y la verdad". "Y es importante no callar esas siglas del horror", ha enfatizado tras lamentar los 853 asesinados y más de 7.000 víctimas de ETA.

Unas muertes que Puig ha pedido que sirvan para trabajar por una sociedad "en paz, libre de odios, exenta de fanatismos", ya que ha advertido que "de las trincheras solo salen heridos y fallecidos". "La violencia verbal genera un peligroso caldo de cultivo, y por eso es hora de cambiar el guion", ha aseverado, instando al diálogo y a la convivencia.

El policía que resultó herido ese 15 de enero, José Vicente Martos, ha recordado tras el homenaje que se desplazó a la zona al tener conocimiento del atentado y llamaron a los TEDAX al pensar que el coche podía ser el de los terroristas. Un vehículo que explotó con temporizador cerca de una guardería, con lo que "podía haber pasado una gran masacre".

"Cuando lo recuerdo, me alegro de que no hubiera pasado nada", ha manifestado a los periodistas, además de recordar como anécdota que su reloj lo encontraron ese día otros policías parado a la una de la tarde.

Al acto han asistido la presidenta de Les Corts, Llanos Massó, los vicepresidentes del Consell Vicente Barrera y Susana Camarero; la consellera de Justicia e Interior, Elisa Núñez; la alcaldesa de València, o el presidente de la Fundación Manuel Broseta, Vicente Garrido, entre otras autoridades y representantes de la sociedad civil como la rectora de