24h Valencia.

24h Valencia.

Abogado condenado a 22 años y medio de prisión por el asesinato de su pareja en València, ratifica TSJCV.

Abogado condenado a 22 años y medio de prisión por el asesinato de su pareja en València, ratifica TSJCV.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha confirmado la condena de 22 años y medio de prisión impuesta a un abogado por asesinar a su novia mientras dormía en la vivienda de él. La sentencia ratifica el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular y rechaza la apreciación de la eximente de trastorno mental transitorio solicitada por la defensa del condenado.

El hecho ocurrió durante la madrugada del 3 de diciembre de 2021, en la ciudad de València, en la calle Conde Altea. El condenado, Alberto L.H., fue declarado autor de un delito de asesinato con la circunstancia agravante de género. Además, se le impuso el pago de indemnizaciones por daños morales a la madre y la hermana de la víctima, las cuales se mantienen en la sentencia confirmada.

La defensa del condenado apeló la sentencia y solicitó al TSJCV que se apreciara en su conducta la eximente incompleta de trastorno mental transitorio o, alternativamente, la atenuante de obcecación. Sin embargo, el Alto Tribunal autonómico desestimó estas pretensiones al considerar que no existía error probatorio en la sentencia recurrida ni infracción de ley o precepto constitucional.

La decisión del jurado de declarar que el condenado conservaba intactas sus facultades mentales en el momento del crimen se basó en informes periciales psicológico-psiquiátricos presentados durante el juicio. Según los magistrados, esta decisión no fue arbitraria ni injustificada.

En relación al ensañamiento, el TSJCV afirma que los hechos probados revelan una conducta y voluntad de causar daños innecesarios y de modo inhumano. Por último, la Sala considera adecuada la aplicación de la agravante de género, ya que el asesinato de la joven forma parte de la violencia de género sufrida por las mujeres.

El condenado y la víctima mantenían una relación sentimental desde septiembre de 2021, sin convivencia. Durante la madrugada del 3 de diciembre, el hombre decidió que la chica debía morir si no quería estar con él, por lo que la atacó mientras dormía, golpeándola con una piedra en la cabeza y en la cara. Luego la apuñaló en repetidas ocasiones y la asfixió con el cinturón de un batín para asegurar su muerte.

La sentencia de apelación del TSJCV puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.