24h Valencia.

24h Valencia.

Aiju se adentra en la realidad virtual: catálogos interactivos y enriquecedora formación.

Aiju se adentra en la realidad virtual: catálogos interactivos y enriquecedora formación.

El Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio Aiju ha concluido un proyecto para ahondar en las oportunidades que ofrecen las tecnologías inmersivas en sectores como el juguete, pero también la salud, la educación y los entornos industriales. Esto incluye desde el desarrollo de catálogos comerciales en realidad virtual hasta programas de formación para trabajadores en el manejo de máquinas.

El proyecto, financiado por el Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (Ivace), se enfoca en buscar la innovación a través de la tecnología y mejorar los productos de las empresas mediante herramientas como la realidad virtual y aumentada, según explicó José Carlos Sola, project manager en el área ICT&Health de Aiju.

El proyecto ha finalizado este mes de septiembre después de un año de duración, y ha resultado en el desarrollo de entornos virtuales que pueden complementar a los entornos reales, así como un mayor conocimiento de Aiju sobre los nuevos dispositivos de tecnologías inmersivas en el mercado.

El objetivo es ayudar a las empresas en cualquier ámbito o sector a implementar estas tecnologías, ya que muchas empresas no tienen los recursos para investigar por sí mismas. "La gran mayoría de empresas del juguete no son muy grandes y si quieren sacar un producto un poco más innovador les cuesta. Ahí es donde tienes que estar, para echarles esa mano y poder ayudarles a sacar los mejores productos", comentó Sola.

Además, Aiju trabaja en colaboración con diferentes industrias, ya que cuenta con cientos de empresas asociadas de diversos sectores. Por ejemplo, han recreado en realidad virtual el catálogo de una empresa de mobiliario de oficina, Actiu, para ofrecer una experiencia más interactiva y sólida a los clientes.

Las tecnologías inmersivas también se utilizan en el ámbito de la salud, donde se han aplicado en un entorno hospitalario con una bicicleta estática para proporcionar a los pacientes una experiencia más tranquila y placentera durante su rehabilitación.

En cuanto a la formación de los trabajadores, las tecnologías inmersivas se utilizan para simular situaciones laborales y minimizar riesgos. También se han recreado máquinas virtualmente para comprobar su viabilidad antes de su implementación en las instalaciones de una empresa.

Según Sola, la investigación tecnológica puede aplicarse a distintos sectores y empresas, lo que les ayuda a ser más competitivas y posicionarse mejor en los mercados. Destacó la importancia de estar al día con las últimas tecnologías y adaptarse o morir.

En cuanto al tejido empresarial valenciano, Sola considera que las empresas están más abiertas a incluir la tecnología, ya que se han dado cuenta de la necesidad de adaptarse o quedar rezagados, sobre todo en el ámbito del juguete, donde las consolas están ganando terreno al juguete tradicional.

En resumen, el proyecto del Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio Aiju ha ayudado a modernizar y ampliar la industria del juguete mediante el uso de tecnologías inmersivas en sectores como la salud, la educación y los entornos industriales. Esto incluye el desarrollo de catálogos en realidad virtual, programas de formación para trabajadores y recreación de entornos virtuales. El objetivo es ayudar a las empresas a implementar estas tecnologías y ser más competitivas en el mercado.