Arzobispado ya estaba al tanto de quejas vecinales sobre visitas al canónigo asesinado

Arzobispado ya estaba al tanto de quejas vecinales sobre visitas al canónigo asesinado

El Arzobispado de Valencia ha informado que hace dos años "advirtió" al canónigo emérito de la Catedral de València, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida la semana pasada en su casa, después de que los vecinos presentaran quejas verbales sobre las personas que lo visitaban en el edificio propiedad de la Archidiócesis.

Según un comunicado emitido recientemente, el Arzobispado ha afirmado que estas quejas "en ningún caso se referían a los hechos que se están narrando" en los medios de comunicación y ha afirmado que desde entonces no han recibido ninguna queja adicional.

En relación al procedimiento judicial abierto por la muerte del canónigo, el Arzobispado ha explicado que intentó presentarse como acusación particular, pero el juez instructor lo rechazó argumentando que solo la familia directa puede hacerlo, por lo que finalmente han desistido de su intención.

Además, la Archidiócesis considera que la justicia está lo suficientemente protegida por el ministerio fiscal y que los hechos investigados son responsabilidad personal del fallecido, de los cuales aseguran no haber tenido conocimiento.

Por otra parte, el Arzobispado ha señalado que el secreto de sumario sigue vigente y que no tienen información oficial sobre las noticias que se han revelado en los medios.

En cualquier caso, si lo publicado resulta ser verdadero, el Arzobispado ha expresado su profundo dolor por los hechos narrados, que van en contra de los compromisos asumidos por el sacerdote en su ordenación.

Por último, han transmitido su tristeza por el escándalo, la confusión y el dolor que esto causa a todos, especialmente a los fieles y a los miembros del presbiterio.

Tags

Categoría

C. Valenciana