24h Valencia.

24h Valencia.

BBVA intenta adquirir Banco Sabadell mediante una OPA hostil.

BBVA intenta adquirir Banco Sabadell mediante una OPA hostil.

El consejo de administración de BBVA ha dado un paso audaz al formular una oferta pública de adquisición (OPA) hostil sobre el 100% de las acciones de Banco Sabadell, después de que esta entidad rechazara una propuesta amistosa. Según el comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta decisión marca un nuevo capítulo en la historia de las entidades financieras en España.

La oferta de BBVA ofrece a los accionistas de Sabadell un canje de un título nuevo por cada 4,83 de Sabadell, manteniendo así la prima del 30% sobre el precio de cierre de ambas entidades del pasado 29 de abril, del 42% sobre las cotizaciones medias ponderadas del último mes, y del 50% sobre las cotizaciones medias ponderadas de los últimos tres meses. Además, los accionistas de Banco Sabadell tendrán un 16% de participación en la entidad resultante.

BBVA tiene previsto presentar la solicitud de autorización de la OPA a la CNMV en un plazo máximo de un mes desde la fecha en que se ha hecho pública la decisión de formular la oferta. La entidad también ha convocado su junta general de accionistas para decidir acerca de la emisión de las nuevas acciones necesarias para completar el canje.

La operación de adquisición está condicionada a obtener más del 50,01% del capital social de Sabadell, a la aprobación de la ampliación de capital por parte de los accionistas de BBVA, y a la aprobación de la CNMC y la Autoridad de Regulación Prudencial de Reino Unido. Se espera que el cierre de la operación se lleve a cabo en un periodo de entre seis y ocho meses, una vez se obtengan las autorizaciones necesarias.

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, ha destacado la propuesta como una oportunidad para crear una entidad con mayor escala en uno de los mercados más importantes para el banco. La fusión promete impactos financieros positivos debido a sinergias relevantes entre ambas entidades, lo que convertiría a BBVA en la segunda entidad financiera de España tras CaixaBank.

Con un enfoque en la complementariedad y excelencia de ambas entidades, BBVA estima que la operación resultante alcanzaría una inversión crediticia de 265.000 millones de euros y una cuota de mercado en préstamos cercana al 22% en el mercado español. La entidad remarca que la fusión supondría una generación de valor para los accionistas de ambas entidades y mantendría la política de remuneración a los accionistas actualmente vigente.

En resumen, la propuesta de BBVA marca un hito en la consolidación del sector bancario español y promete beneficios financieros significativos para ambas entidades. La operación está sujeta a aprobaciones regulatorias y se espera que se cierre en los próximos meses, dando lugar a una nueva era en la industria financiera del país. Una vez completada, se espera que BBVA se posicione como una de las principales entidades financieras en el país, con un impacto positivo en el mercado y en la capacidad de otorgar crédito a empresas y particulares.