Catalá presenta su gobierno: diez áreas principales con una alcaldía para Grandes Proyectos, excluyendo a Vox.

Catalá presenta su gobierno: diez áreas principales con una alcaldía para Grandes Proyectos, excluyendo a Vox.

VALÈNCIA, 26 Jul.

La alcaldesa 'popular' de València, María José Catalá, ha desvelado la estructura del gobierno municipal, que se divide en diez grandes áreas más una de Alcaldía desde donde se coordinarán Grandes Proyectos, Turismo, Innovación e Inversiones. En este ejecutivo no tendrá presencia Vox, que será, no obstante, un "socio preferente".

Así lo ha dado a conocer la primera edil tras la Junta de Portavoces. En la nueva configuración del gobierno se agrupan servicios y delegaciones que antes estaban separadas con el objetivo de disponer de una estructura "más simplificada, coordinada y eficiente". Al frente de las concejalías estarán en manos de los 13 concejales del PP quienes en la mayoría de los casos llevarán más de una delegación.

El nuevo gobierno crea una dirección general de personas con Discapacidad que dependerá de la Alcaldía y también una oficina de Bienestar Social dentro de la delegación de Sanidad y Consumo, que no existía pues la Concejalía no tenía ningún servicio adscrito.

También como novedad, las delegaciones de Movilidad y Seguridad Ciudadana estarán dentro de una misma área y dispondrá de un director general de Movilidad. Al mismo tiempo se ha creado un servicio específico de Registro y Población para coordinar el padrón municipal "y que no vuelvan las colas al sol", subrayan fuentes municipales.

Catalá ha defendido que ahora este Ayuntamiento "tiene un gobierno del PP, sólido, sensato que ha conformado una estructura más simple, pero más eficiente y rápida para los ciudadanos y que va a desatascar muchas cuestiones bloqueadas".

En este sentido, ha dicho que en el análisis de la situación de la institución ha encontrado "delegaciones que no tenían detrás una verdadera estructura organizativa, servicios desdoblados o pendientes de distintas delegaciones y asuntos atascados". Aquí ha mencionado las licencias de actividad y obras, "que dependían de dos concejalías distintas pertenecientes a dos partidos distintos", o el servicio de obras y mantenimiento, "que estaba totalmente desdoblado".

Para evitar estas cuestiones, la alcaldesa apuesta por unificar y crear una sola Dirección General de Licencias "para desatascar todo el colapso de licencias de actividad y obras". Se va a unir el servicio de Obras y Mantenimiento y, además, se creará el servicio de Registro y Población que se encargará del padrón, "porque en otras etapas ha generado problemas y queremos que sea uno de los mejores servicios con un departamento específico para esta materia", ha incidido.

El reparto concreto de competencias queda así. En el área de Alcaldía, la Delegación de Comunicación es para Juan Carlos Caballero; Grandes Proyectos para José Marí Olano; y Turismo, Innovación, Tecnología, Agenda Digital y Captación de Inversiones, para Paula Llobet.

María José Ferrer San Segundo está al frente del área de Hacienda y Participación; Paula Llobet de Empleo, Formación y Emprendimiento; la de Patrimonio, Recursos Humanos y Técnicos se la reparten Julia Climent y José Marí Olano; y en la de Seguridad y Movilidad estarán Jesús Carbonell (Policía Local, Extinción de Incendios y Movilidad) y Santiago Ballester (Comercio y Mercados).

Otra área es la Urbanismo Vivienda y Licencias, con Juan Giner; la de Parques, Jardines y Espacios Naturales la comparten Juan Carlos Caballero y Carlos Mundina (Agricultura); la de Mejora Climática la gestionará también Mundina; mientras que en el Área de Familia, Educación y Consumo están Rocío Gil (Familia, Juventud e Infancia), Julia Climent (Educación) y Juan Carlos Caballero (Sanidad y Consumo).

Finalmente, el Área de Bienestar Social corre a cargo de Marta Torrado (Servicios Sociales y Mayores) y Rocío Gil (Igualdad) y en la última área de Fiestas y tradiciones, cultura y deportes, los ediles encargados son José Luis Moreno (Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales), Santiago Ballester (Fiestas y Tradiciones) y Rocío Gil (Deportes).

Cuestionada por los medios por el papel del Vox y por el hecho de que sus cuatro concejales tendrán dedicación completa, la alcaldesa ha asegurado que a "nadie" se le escapa que Vox es "el socio preferente" y que "también" les va a respaldar en esta nueva organización.

Respecto a si el cambio de nombre de algunas concejalías, como la de Derechos LGTBI, que ahora formará parte de la delegación de Igualdad, responde a alguna exigencia de Vox en calidad de "socio preferente", la primera edil lo ha negado y ha comentado que se han "renombrado" algunas concejalías porque "había algunas con algunos nombres que eran difíciles de poner en una tarjeta".

En todo caso, ha explicado que la estructura de gobierno se debe a su forma de ver las cosas y a la forma de trabajar de su gobierno y ha argumentado que "nadie" les ha impuesto "nada". "Hemos hecho las cosas como hemos considerado, adoptándose a nuestras necesidades y a lo que pensábamos que era nuestra forma de llevar el ayuntamiento", ha subrayado.

En esta línea, ha garantizado que en la delegación de Igualdad "se seguirá desarrollando el trabajo en defensa de los derechos LGTBI, como lo ha hecho hasta ahora", a lo que ha añadido que "que el gobierno tiene un compromiso totalmente claro con la defensa de los derechos de las personas LGTBI".

"Hemos respaldado el día del orgullo, hemos respaldado todas las iniciativas y lo vamos a seguir haciendo. Estamos desarrollando un trabajo vigente con el tema de los Gay Games, por cierto he de decirles que se dejó por firma el convenio. Estamos ahí comprometidos y trabajando en esa cuestión", ha aseverado.

En cuanto a las críticas por parte de los grupos de la oposición, Compromís y PSPV, sobre la reducción de su presencia en las comisiones y del número de preguntas y mociones en los plenos, la alcaldesa ha replicado que "el nudo de esa soga" no lo hice ella y ha recordado que el reglamento de organización del pleno fue aprobado por esos dos partidos, que según ha indicado Catalá, "quisieron vincular el número de preguntas con el número de comisiones".

Por otro lado, sobre las quejas por la ubicación de los grupos de la oposición, ha precisado que el traslado de Compromís y PSPV fuera del Ayuntamiento responde a un planteamiento que se basa en ofrecer espacios de acuerdo a la representación. Para Catalá esto es "bastante coherente", ya que cede metros cuadrados a los partidos según su número de concejales.

De esta manera, el PSPV dispondrá de "una planta completa" y "tres baños" además de una sala de reuniones de "casi 50 metros cuadrados" a compartir con Compromís, mientras que este grupo dispondrá en el mismo edificio, de "una planta entera" y "dos despachos".

Por último, interrogada por si el cambio de fecha de los plenos de jueves a martes tiene que ver con sus funciones en Les Corts, Catalá ha indicado que este cambio se debe a la celebración de bodas que se llevan a cabo los jueves y los viernes y que dificulta las funciones de los concejales que se encargan de ellas. Ha apostillado que "ha desarrollado las obligaciones en las cortes con absoluta solvencia" y que "también lo podía hacer en este caso".

Tags

VOX

Categoría

C. Valenciana