24h Valencia.

24h Valencia.

Clínica de València provee chaleco desfibrilador innovador a joven en riesgo de muerte súbita

Clínica de València provee chaleco desfibrilador innovador a joven en riesgo de muerte súbita

El Hospital Clínico de València ha realizado un avance significativo en el tratamiento de la muerte súbita al proporcionarle a una joven de 17 años un chaleco desfibrilador portátil. Este innovador dispositivo permite monitorizar el corazón de forma ambulatoria hasta que se implante el dispositivo definitivo, convirtiéndose así en el primer centro en ofrecer esta terapia.

Esta terapia revolucionaria ofrece a pacientes con alto riesgo de sufrir muerte súbita la posibilidad de controlarse de forma segura mientras esperan la implantación del dispositivo definitivo. Estos chalecos desfibriladores se utilizan en pacientes que esperan un trasplante cardíaco o revascularización, aquellos que corren un alto riesgo y aún se está evaluando la necesidad de un dispositivo automático, o aquellos a quienes se les ha retirado temporalmente el dispositivo debido a infecciones.

Según Ángel Ferrero, jefe de sección de la Unidad de Arritmias del Hospital Clínico de València, este chaleco desfibrilador es cómodo de llevar sobre la piel y brinda a los pacientes la tranquilidad de saber que están protegidos contra la muerte súbita. Esto les permite llevar una vida normal y retomar sus actividades cotidianas, lo cual es especialmente importante para una adolescente de 17 años.

El dispositivo desfibrilador cardioversor portátil está diseñado para monitorizar continuamente el corazón del paciente, detectar ritmos cardíacos potencialmente mortales y administrar automáticamente una descarga si es necesario para restablecer un ritmo cardíaco normal.

El doctor Ferrero resalta que este tipo de chaleco desfibrilador evita ingresos prolongados al mantener al paciente monitorizado y cerca de un desfibrilador externo hospitalario. Esto no solo reduce los costos económicos, sino que también brinda mayor seguridad y comodidad al paciente.

La primera paciente en recibir este dispositivo en el Hospital Clínico tiene antecedentes de síndrome de QT largo congénito, un trastorno de señalización cardíaca que puede provocar latidos rápidos e irregulares. Este dispositivo le permitirá llevar una vida normal con la seguridad de una monitorización continua hasta que se le implante el dispositivo definitivo.