24h Valencia.

24h Valencia.

Comerciantes valencianos exigen sanción por actos vandálicos en fachada de Santos Juanes.

Comerciantes valencianos exigen sanción por actos vandálicos en fachada de Santos Juanes.

En València, la Asociación de Comerciantes del centro histórico ha levantado la voz al denunciar que varias personas han orinado en la fachada de la iglesia de los Santos Juanes en un acto de falta de respeto hacia el patrimonio de la ciudad. En respuesta a este incidente, han exigido al Ayuntamiento una ordenanza estricta que imponga sanciones adecuadas para erradicar este problema de manera radical.

El colectivo de comerciantes expresó su indignación en su perfil de la red social 'X', publicando imágenes donde se puede ver a al menos cuatro personas realizando esta acción deshonesta en un lugar tan emblemático como la Lonja de la Seda, protegida por la UNESCO. La falta de vergüenza y educación de los infractores fue resaltada en la publicación.

Para abordar este tipo de situaciones, los comerciantes han insistido en la importancia de contar con una ordenanza estricta que castigue adecuadamente estos comportamientos inaceptables. Han enviado las fotografías a las autoridades locales y han expresado su preocupación por la proximidad de las Fallas, época de gran afluencia de gente en el centro de la ciudad.

Ante este escenario, la Asociación de Comercios València Centro ha solicitado la instalación de más baños públicos y ha solicitado que se apliquen multas ejemplares para frenar estos actos irrespetuosos. En este sentido, han hecho un llamado a modificar la ordenanza actual para garantizar un entorno más limpio y respetuoso para todos.

Con respecto a otras preocupaciones relacionadas con las festividades de las Fallas, varias entidades vecinales han pedido al Ayuntamiento medidas para controlar el nivel de ruido durante las verbenas y las celebraciones para prevenir la contaminación acústica y asegurar el cumplimiento de las normativas vigentes.

Estos grupos de Ciutat Vella han instado a la alcaldesa a tomar las medidas necesarias para evitar que los excesivos niveles de ruido arruinen la fiesta y afecten la salud de los ciudadanos, destacando el grave impacto que la contaminación acústica puede tener en la población. La solicitud de controlar el ruido ha sido respaldada por las asociaciones en un comunicado público.