24h Valencia.

24h Valencia.

Compromís insta a todas las instituciones a reforzar sus acciones para combatir la persistente problemática de la explotación infantil en pleno siglo XXI.

Compromís insta a todas las instituciones a reforzar sus acciones para combatir la persistente problemática de la explotación infantil en pleno siglo XXI.

La portavoz adjunta de Compromís en Les Corts, Isaura Navarro, ha presentado una proposición no de ley en Las Cortes Valencianas para plantear al Consell, al Gobierno central y a la Unión Europea incrementar las medidas "para extender la protección social para los menores de edad y sus familias, con el objetivo de mitigar la pobreza y la incertidumbre económica que subyacen al trabajo infantil". Según esta coalición, el trabajo infantil es un problema persistente en el mundo y la esclavitud sigue presente en el siglo XXI con rostro de niños, niñas y adolescentes.

Compromís ha destacado que según UNICEF, aproximadamente 160 millones de menores de edad, de los cuales 63 millones son niñas y 97 millones son niños, se encuentran en situación de trabajo infantil a nivel mundial. Esto representa casi 1 de cada 10 niños en todo el mundo. Además, se estima que unos 79 millones de niños de entre 5 y 17 años realizan trabajos peligrosos para su salud, seguridad y desarrollo moral.

Se ha puesto énfasis en el trabajo infantil en la industria textil, donde los niños de tan solo 10 años enfrentan jornadas laborales de 12 a 15 horas diarias en fábricas clandestinas que se convierten en verdaderas celdas-prisión. Según la Organización Internacional del Trabajo, más de 50 millones de personas son víctimas de esta esclavitud moderna en la industria de la moda, siendo un 12% de ellos menores de edad.

Isaura Navarro ha destacado que las prendas de vestir que el mundo occidental adquiere a bajo precio están respaldadas por brutales abusos laborales, incluyendo explotación sexual. Estas prendas representan la última pieza de una industria que oculta la esclavitud moderna entre los más vulnerables de la sociedad. Según Navarro, la pobreza obliga a las niñas a trabajar en condiciones infrahumanas y con reiterados abusos.

En el marco de la Agenda 2030, Navarro ha expresado su preocupación por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente en lo que respecta a erradicar el trabajo infantil y poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud. Por eso, ha instado a las administraciones a adoptar medidas eficaces para combatir la explotación infantil y garantizar salarios dignos, derechos humanos y sostenibilidad en la producción de mercancías.

Finalmente, Compromís ha enfatizado la importancia de ofrecer una educación gratuita y de calidad como alternativa viable al trabajo infantil, y brindar a los niños y niñas la oportunidad de un futuro mejor.