24h Valencia.

24h Valencia.

Conductor investigado por conducir ebrio, descalzo y en sentido contrario por la V-31

Conductor investigado por conducir ebrio, descalzo y en sentido contrario por la V-31

La Guardia Civil está llevando a cabo una investigación sobre un conductor que, el pasado 15 de enero, viajaba con una tasa de alcohol que triplicaba lo permitido y en dirección contraria por la V-31, en la Pista de Silla, según ha informado el cuerpo de seguridad en un comunicado. Además, el conductor estaba conduciendo con una pierna escayolada y sin calzado.

 

Alrededor de las 02:20 horas del 15 de enero, una patrulla de Tráfico Valencia que se encontraba estacionada en el kilómetro 9,500 de la V-31 en labores de prevención de seguridad vial, presenció directamente cómo un vehículo se incorporaba a la vía de servicio en sentido contrario, recorriendo aproximadamente 500 metros antes de ingresar a la autovía, intentando acceder por los carriles con sentido de Alicante a Valencia.

 

El conductor, al encontrarse con el tráfico en dirección contraria, llevó a cabo una maniobra de cambio de sentido que puso en peligro a otros usuarios de la vía, quienes tuvieron que esquivarlo para evitar una colisión, y luego continuó su camino a gran velocidad por la V-31 en dirección a Valencia, esta vez en el sentido correcto.

 

Los agentes de la Guardia Civil dieron aviso inmediato a la Central COTA de Valencia y al Centro de Gestión de Tráfico, y salieron a su encuentro con el objetivo de interceptar el vehículo.

 

Tras un breve seguimiento, los agentes lograron detener e identificar al conductor, un hombre de 31 años de nacionalidad española, quien triplicaba el límite de alcohol permitido después de someterse a las pruebas de alcoholemia reglamentarias.

 

Como resultado, una vez que llegó al lugar un equipo de investigación de Siniestros del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Valencia / Destacamento de Gandia, el conductor fue investigado como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial, conduciendo de manera imprudente y bajo la influencia de alcohol, lo cual podría conllevar penas de prisión de hasta dos años y una prohibición de conducir de hasta seis años.