24h Valencia.

24h Valencia.

Cuatro miembros de una banda que saqueaba cobre de la línea férrea entre Barcelona y Valencia son sentenciados a prisión

Cuatro miembros de una banda que saqueaba cobre de la línea férrea entre Barcelona y Valencia son sentenciados a prisión

La Audiencia Provincial de Valencia ha dictado sentencia condenando a cuatro miembros de una banda especializada en robos de cable de cobre. Los acusados han sido sentenciados a penas de entre dos y cuatro años y medio de cárcel por delitos de robo con fuerza en las cosas y por integración en grupo criminal.

El principal acusado ha recibido la pena más alta, cuatro años y medio de prisión, mientras que a otros dos miembros de la banda se les ha impuesto una condena de cuatro años, y al cuarto se le ha condenado a dos años de cárcel. Estas penas han sido reducidas en función de las circunstancias atenuantes de drogadicción y alteración psíquica. Sin embargo, la esposa de uno de los acusados ha sido absuelta al no quedar demostrada su participación como cómplice en los hechos.

Es importante destacar que la sentencia no es definitiva y puede ser apelada ante la sala de Apelaciones del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Según se desprende de la resolución judicial, los robos tuvieron lugar entre enero y julio de 2022, principalmente en las provincias de Valencia, Castellón, Tarragona, Barcelona y Lleida.

La banda utilizaba un método específico para llevar a cabo sus robos. Primero, cortaban el suministro eléctrico para desactivar el sistema de alarma de las estaciones y subestaciones eléctricas. Luego, cortaban los cables de las cimas de los postes, los extraían de las vías, los cargaban rápidamente y los vendían en chatarrerías a precios bajos.

Para acceder a las zonas de la línea ferroviaria, que estaban cerradas con vallas metálicas de dos metros de altura, los acusados utilizaban una cizalla para abrir el cercado y sacar el material sustraído.

Además, para entrar en los recintos cerrados de las subestaciones eléctricas, que eran puntos clave para los robos, trepaban muros de hasta tres metros de altura y forzaban cerraduras de puertas y cajas de motores.

Los robos se llevaron a cabo en subestaciones de Sagunto, Alcanar-Vinaròs y Torreblanca, pertenecientes a la línea Valencia Norte-Tarragona, así como en otras cinco subestaciones de la línea convencional Barcelona-Madrid, ubicadas en las provincias de Tarragona y Lleida. También intentaron robar en tres puntos más de la línea de cercanías de Barcelona antes de ser detenidos.

En total, sustrajeron 8.736 metros de cable, valorados en 253.347 euros según el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). Además, la reposición del material sustraído tuvo un coste de 108.500 euros, lo que eleva los daños totales ocasionados a 363.300 euros.

Estos robos afectaron al sistema de seguridad en las vías y, por lo tanto, a la circulación de trenes. Los condenados tendrán que asumir conjunta y solidariamente la responsabilidad civil derivada de estos daños, según establece la sentencia.