24h Valencia.

24h Valencia.

Cuatro prominentes políticos enfrentan juicio por malversación de fondos públicos en el escandaloso caso de corrupción de Imelsa

Cuatro prominentes políticos enfrentan juicio por malversación de fondos públicos en el escandaloso caso de corrupción de Imelsa

VALÈNCIA, 23 Ene.

En el día de hoy, Alfonso Grau, exvicealcalde de València y antiguo colaborador de Rita Barberá, exalcaldesa y exsenadora; Mari Carmen García Fuster, exsecretaria del PP en el Ayuntamiento; José Salinas, exdirector de la Fundación Turismo Valencia; y Juan Eduardo Santón, exedil y antiguo responsable del Centro de Estrategias y Desarrollo (CEyD), han comparecido ante el tribunal en el caso conocido como 'caso pitufeo' de Imelsa.

El juicio contra los cuatro acusados, que se han sentado en la sala acompañados por sus abogados, ha comenzado a las 10 horas en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia. Esta es la pieza A del caso Imelsa y está previsto que los acusados declaren los días 5 y 6 de febrero.

En total, hay cuatro acusados de los 49 que inicialmente fueron procesados, entre ellos el propio Partido Popular y concejales y asesores del grupo municipal 'popular' en el Ayuntamiento durante el mandato de Barberá como alcaldesa, por un delito de blanqueo en las elecciones municipales de 2015.

La Audiencia Provincial fue aceptando los recursos presentados por los procesados, incluido el partido, y sobreseyendo el caso para todos ellos, excepto para los cuatro que finalmente se sentarán en el banquillo. Por su parte, el Tribunal Supremo desestimó los recursos de queja contra los archivos acordados por la Audiencia Provincial.

La Fiscalía Anticorrupción, en su momento, solicitó hasta 15 años de prisión para Alfonso Grau, quien ya había sido condenado por el Tribunal Supremo a nueve meses de prisión en el caso Azud por aceptar relojes de lujo de un empresario que tenía contratos con el Ayuntamiento entre 2006 y 2015. Además, solicitó siete años de prisión para García Fuster y cinco años para Santón y Salinas. Sin embargo, la acusación por blanqueo no se tiene en cuenta en la acusación final.

En el caso de Grau, se mantuvo su procesamiento y el auto del instructor que lo acusaba de ser "recaudador" de dinero para el PP en las elecciones de 2007 y 2011. El instructor también implicó a José Salinas y Juan Eduardo Santón como colaboradores en malversación al consentir contratos a través de las fundaciones que dirigían, contratos que tenían un contenido escaso y oneroso sin una explicación suficiente.

En cuanto a García Fuster, será juzgada por presunto cohecho en las elecciones de 2011. La Audiencia Provincial decidió continuar con la causa en su contra por la supuesta recepción de dinero de origen desconocido, pero vinculado a pagos de empresas por trabajos no demostrados o realizados con sobrecosto en la campaña electoral de 2011.