24h Valencia.

24h Valencia.

Desarticulada red que estafaba 32.000 euros con venta ilegal de limones en Alicante y Murcia.

Desarticulada red que estafaba 32.000 euros con venta ilegal de limones en Alicante y Murcia.

En el día de hoy, la Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de una persona y ha iniciado una investigación sobre otra por la presunta comisión de ocho delitos de estafa, en los cuales lograron hacerse con 71.370 kilos de limones de sus víctimas, llegando a deberles la suma de 31.954 euros.

Un total de 12 individuos afectados han sido identificados en la región de la Vega Baja del Segura y el Alto Vinalopó en la provincia de Alicante, así como en varias localidades de Murcia, aunque solamente ocho de ellos han formalizado denuncia, según se ha comunicado desde el Instituto Armado.

A principios de este año, el Equipo contra Robos en el Campo (ROCA) de la Compañía de la Guardia Civil de Torrevieja tomó conocimiento de una denuncia por estafa en la compra-venta de limones en una finca de Benferri. El principal sospechoso, valiéndose de la confianza obtenida a través de un intermediario, negoció y firmó un contrato de compra-venta de 8.300 kilos de limones, especificando el pago mediante transferencia bancaria que finalmente no se llevó a cabo.

Los investigadores lograron identificar a otros 12 perjudicados en la región de la Vega Baja del Segura y el Alto Vinalopó en Alicante, así como en diversas localidades de Murcia, de los cuales ocho formalizaron denuncia por los hechos ocurridos.

Los presuntos responsables, un empresario del ámbito agrícola y su cómplice que ejercía como intermediario, contactaban, negociaban con las víctimas, recolectaban la mercancía acordada y fijaban los pagos mediante transferencias bancarias, cheques o pagarés que resultaron ser sin fondos.

La operación Molino 24, con respaldo del Área de Investigación del Puesto Principal de Callosa de Segura, implicó inspecciones técnicas en diversas explotaciones agrícolas. Los sospechosos, ya conocidos por hechos similares, concretaban negociaciones y fijaban precios sin titubeos, haciendo uso de la fachada de una empresa presuntamente solvente para ganarse la confianza de los agricultores, según las mismas fuentes.

En la pedanía murciana de El Raal, los investigadores confirmaron que la empresa del principal sospechoso no existía en la dirección provista, encontrando solamente una casa antigua desocupada.

Estas estafas se caracterizan por valerse de una empresa de aparente solvencia para adquirir productos de fácil y rápida comercialización (alimentos, frutas, hortalizas), que luego son pagados a plazos con acuerdos verbales o cheques sin fondos, vendiendo la mercancía obtenida a un precio menor con el fin de obtener dinero en efectivo de forma inmediata.

Finalmente, a comienzos del mes de mayo, una vez se pudo constatar la participación de los sospechosos en ocho delitos de estafa, fueron convocados a comparecer en las dependencias de la Guardia Civil de Almoradí.

El empresario fue arrestado y posteriormente puesto en libertad, mientras que su cómplice fue investigado por los hechos. En conjunto, estas personas lograron hacerse con 71.370 kilos de limones, generando una deuda a sus víctimas por un total de 31.954 euros. Todas las actuaciones policiales han sido puestas en conocimiento del Juzgado de Guardia del Partido Judicial de Orihuela.