24h Valencia.

24h Valencia.

Desarticulado grupo que utilizaba método de hilo pegamento para robar viviendas en Alicante, Murcia y Andalucía

Desarticulado grupo que utilizaba método de hilo pegamento para robar viviendas en Alicante, Murcia y Andalucía

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una banda criminal itinerante especializada en cometer robos con fuerza en viviendas con el método conocido como hilo de pegamento y ha detenido a tres personas. Con esta operación se ha conseguido también esclarecer por el momento siete robos perpetrados en domicilios ubicados en las localidades de Alicante, Antequera (Málaga), Molina del Segura (Murcia) y Jaén.

La investigación llevada a cabo para desactivar esta organización y proceder a las detenciones se ha desarrollado conjuntamente entre las Comisarías de Alicante y Antequera (Málaga), según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los agentes comenzaron a investigar a principios de julio, tras una denuncia en la que se daba cuenta de un robo con fuerza cometido en una vivienda de Alicante. En la inspección de este inmueble, los policías hallaron en la puerta unos pequeños hilos de pegamento, un elemento usado como grupos organizados procedentes de Europa del Este para cometer robos.

Ante la posibilidad de que este no fuera un hecho aislado y de que los autores de estos delitos fueran integrantes de una organización criminal de carácter itinerante dedicada a la comisión de robos con fuerza en el interior de viviendas, la Policía Nacional realizó gestiones con el resto de plantillas policiales para esclarecer otros hechos delictivos con las mismas similitudes en los que pudieran haber participado los mismos autores.

Los agentes averiguaron que los autores formaban parte de un grupo organizado de origen georgiano dedicado a cometer robos en domicilios por toda la geografía española empleando el método conocido como hilo de pegamento, consistente en comprobar si las viviendas estaban habitadas en el momento de la comisión del robo.

Para ello, se colocan unos testigos plásticos o unos hilos de pegamento entre el marco y la puerta de acceso a la vivienda. Los integrantes de la organización criminal regresaban a los domicilios que habían sido marcados pasados unos días para comprobar si los testigos continuaban en su sitio. Eso significa que nadie ha entrado en el inmueble y que posiblemente sus moradores no están.

Los miembros de la banda desarticulada usaban para acceder a las viviendas y cometer los robos diferentes métodos como la fractura de la cerradura, el resbalón, la llave falsa o el apalancamiento, ha detallado la Policía Nacional.

Asimismo, ha apuntado que en este grupo criminal se mantenía "una estricta jerarquía" y reparto de funciones, con grandes medidas de seguridad en sus desplazamientos mediante vehículos de alquiler y ocultándose en pisos que también alquilaban para evitar el control policial.

La investigación realizada permitió también comprobar que los autores de estos delitos actuaban por Andalucía y que habían alquilado una vivienda cerca de Antequera donde se hacían pasar por turistas.

Tras localizar el domicilio en el que los miembros de la organización habían establecido su base de operaciones, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia y seguimiento en el que participaron funcionarios del grupo de Delincuencia Especializada de la Comisaría Provincial de Alicante en colaboración con el grupo de Policía Judicial de Antequera. Este dispositivo dio como resultado la detención de tres personas.

En los registros practicados en esta operación, los policías intervinieron joyas, relojes, dinero y efectos sustraídos por los autores, así como un tubo de pegamento y la ropa utilizada en los robos. En uno de los vehículos de la banda, los agentes encontraron dos láminas de las que se usan para la apertura de puertas por el método "impresioning", ha precisado la Policía Nacional.

Una vez cotejados los datos de los detenidos a través de los mecanismos de coordinación policial, este cuerpo de seguridad determinó que además eran los autores de más robos con fuerza en domicilios cometidos en otras localidades españolas. De este modo, se logró esclarecer siete robos en puntos como Alicante, Antequera (Málaga), Molina del Segura (Murcia) y Jaén.

La Policía Nacional ha comentado que gran parte de las joyas y efectos intervenidos pudo ser reconocida por sus propietarios y devuelta a estos.

Los detenidos, de nacionalidad georgiana y de 32, 37 y 54 años, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Antequera, que ha decretado su ingreso en prisión.

La policía continúa con las gestiones de investigación tendentes al esclarecimiento de más hechos delictivos que hubiesen podido cometer los detenidos.