Desmantelado en Elche un importante decomiso de más de 1.600 golosinas y productos terapéuticos con cannabidiol por incumplir regulaciones

Desmantelado en Elche un importante decomiso de más de 1.600 golosinas y productos terapéuticos con cannabidiol por incumplir regulaciones

Agentes de la Unidad de Inspección de Establecimientos de la Policía Local de Elche (Alicante) han llevado a cabo un importante decomiso de productos derivados del cannabis, como parte de un operativo para combatir su venta ilegal. En total, se han retirado 1.612 productos que incumplían la normativa vigente, entre ellos golosinas con cannabidiol, vapeadores, cosméticos y artículos con fines terapéuticos.

El operativo tuvo lugar durante la última semana de diciembre y se centró en comercios que se dedican a la venta de productos con ingredientes derivados del cannabis. La Policía Local de Elche contó con la colaboración del Grupo de Apoyo a Operaciones y las Unidades de la Brigada Territorial de Policía Comunitaria para llevar a cabo esta importante intervención.

Los agentes inspeccionaron un total de siete comercios minoristas y encontraron cosméticos que no cumplían con las normas de etiquetado reglamentario y, por lo tanto, no garantizaban la seguridad de los consumidores. También se retiraron artículos con pretendido uso terapéutico que no contaban con el registro sanitario necesario de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

Además, se incautaron diversas bebidas y golosinas, como gominolas y chicles, que contenían cannabidiol, una sustancia no reconocida como nuevo alimento seguro por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). La falta de estudios sobre los posibles efectos en la salud humana llevó a la decisión de retirar estos productos.

En el operativo también se detectaron vapeadores, dispositivos que pueden liberar nicotina, que presentaban deficiencias en su etiquetado y no contaban con la autorización necesaria por parte del Ministerio de Sanidad.

Además de los decomisos, los agentes denunciaron a dos establecimientos por publicitar productos con fines terapéuticos, incumpliendo los requisitos legales.

En total, se han decomisado 1.612 productos, que han sido remitidos, junto con las actuaciones policiales, a la Conselleria de Sanidad. Esta entidad será la encargada de abrir un procedimiento administrativo para determinar las sanciones correspondientes. Las infracciones leves podrían resultar en multas de hasta 4.000 euros, mientras que en los casos más graves las sanciones podrían ascender a entre 150.000 y 3.000.000 euros. Además de las multas, también existe la posibilidad de clausura temporal o total de la empresa por un período de cinco años.

Tags

Categoría

C. Valenciana