24h Valencia.

24h Valencia.

Desmantelan supuesto club cannábico en Russafa que en realidad servía como punto de venta de drogas.

Desmantelan supuesto club cannábico en Russafa que en realidad servía como punto de venta de drogas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en València a un hombre de 23 años, de origen italiano, como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, por supuestamente distribuir sustancias estupefacientes, en concreto marihuana y hachís, desde un local de Russafa, según ha informado Jefatura en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de agosto, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en un bajo del distrito valenciano de Russafa se podrían estar distribuyendo sustancias estupefacientes a pequeña escala por parte de una persona que encubría la ilícita actividad bajo la apariencia de regentar un club cannábico.

Al conocer los hechos, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia alrededor del inmueble y observaron cómo existía un trasiego de posibles compradores al local, sobre todo en horario nocturno.

La mayoría eran jóvenes que, tras llamar al video portero accedían al inmueble, permanecían unos minutos dentro y abandonaban el lugar a toda prisa para evitar ser interceptados. Aún así, los agentes intervinieron sustancias estupefacientes, en concreto, marihuana y hachís, a diez personas que acababan de salir del local.

Así mismo, identificaron al presidente de la asociación cannábica y averiguaron que el mismo residía en el bajo, por lo que tras solicitar la oportuna autorización judicial, los investigadores registraron el inmueble, donde localizaron e intervinieron tras un mostrador 400 gramos de marihuana, 175 gramos de hachís, 20 gramos de aceite de hachís, varias setas alucinógenas y chocolatinas que contendrían THC, una caja de caudales con 2.045 euros en efectivo, dos balanzas de precisión, un machete y un cuchillo. Los agentes, además, detuvieron al responsable de la asociación como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.

El arrestado, sin antecedentes policiales, ha quedado en libertad tras ser oído en declaración, no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fuera requerido.