24h Valencia.

24h Valencia.

El ambicioso proyecto del Parque de Desembocadura de València finalizará este año, ofreciendo a la ciudad 100.000 m2 de zonas verdes para el disfrute de sus habitantes.

El ambicioso proyecto del Parque de Desembocadura de València finalizará este año, ofreciendo a la ciudad 100.000 m2 de zonas verdes para el disfrute de sus habitantes.

El proyecto del Parque de Desembocadura de València estará listo este año, un espacio que proporcionará más de 100.000 metros cuadrados de zonas verdes en la finalización del cauce del río Turia y en su unión con el mar que se sumarán a las ya existentes en el conjunto del término municipal. Así lo ha anunciado este jueves por la tarde la alcaldesa de la ciudad, María José Catalá, durante el discurso que ha ofrecido en la ceremonia de apertura de las jornadas de la Capitalidad Verde Europea 2024.

València ostenta este año ese reconocimiento que otorga la Comisión Europea y ha arrancado este mismo día por la mañana el programa oficial de actos que ha elaborado para todo el año y con motivo de esta distinción.

Ese inicio se ha llevado a cabo con las mencionadas jornadas, que se celebrarán hasta este viernes con la participación de representantes políticos --esta tarde han asistido a las jornadas el segundo teniente de alcalde, edil de Parques y Jardines y portavoz de Vox, Juanma Badenas; y el edil de Devesa-Albufera, José Gosálbez, también de Vox, que esta mañana se han ausentado--, expertos, universidades y sociedad civil.

El proyecto del Parque de Desembocadura supondrá una inversión total de 16.723.452 euros. La primera edil ha enlazado esta actuación con todas las que València lleva a cabo en favor del medio ambiente, la sostenibilidad y la calidad de vida en su gestión habitual y en la relacionada con la Capitalidad Verde Europea que ostenta. Respecto a esta última ha expuesto que uno de los principales objetivos de ese título es lograr generar más zonas verdes.

A partir de ahora y sobre la base de la idea ganadora del concurso de ideas convocado para el diseño del Parque de Desembocadura, se irán definiendo las propuestas de esta intervención, que afectará a una superficie de 109.560 metros cuadrados, ha detallado el Ayuntamiento de València en un comunicado.

Asimismo, ha precisado que una vez se firmen los contratos, el equipo ganador dispondrá de ocho meses para la redacción del proyecto, de forma que se espera que a finales de este año ya se pueda iniciar el proceso de licitación de la obra.

La ceremonia de apertura se ha celebrado este jueves por la tarde después de la firma solemne, en el marco de las jornadas de apertura de actos de la Capitalidad Verde, de la llamada Carta de Intenciones. Este documento lo han suscrito María José Catalá y el director general adjunto de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Patrick Child.

Testigos de la firma han sido la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant; la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé; y la consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas.

La alcaldesa ha recordado que València coge como Capital Verde Europea el testigo de Tallin (Estonia), que ostentó esta distinción en 2023. "Tomamos el testigo ejemplar de la ciudad de Tallin. Desde hoy, y durante todo el año, València será Capital Verde Europea", ha indicado la primera edil, que ha destacado de nuevo que la valenciana es "la primera ciudad del Mediterráneo que recibe este galardón y la segunda ciudad de España" tras Vitoria-Gasteiz.

Durante la ceremonia de apertura, València ha recibido también el llamado 'Green Book', el libro de la Capitalidad Verde Europea en el que las ciudades que han logrado este título escriben su "propia página" y dejan constancia de su experiencia.

La responsable municipal ha señalado que los cuatro objetivos que guiarán en torno a ese reconocimiento, que coinciden con los "cuatro tesoros naturales de València", son la Albufera y todo su entorno natural, la agricultura, el mar Mediterráneo que baña la ciudad y el Jardín del Turia sobre el lecho del antiguo cauce del río. Asimismo, ha precisado que se trabajará desde el consenso y con el foco puesto en el interés general, la ciencia y en indicadores objetivos para que la sostenibilidad deje de ser objeto de enfrentamiento.

María José Catalá ha recordado el objetivo de lograr que la Albufera y su entorno sean declarados Reserva de la Biosfera y ha pedido a Morant su apoyo y el del Gobierno para conseguirlo. Respecto a la huerta, la alcaldesa ha anunciado que el Ayuntamiento pondrá en marcha diferentes proyectos de reutilización de agua junto a mancomunidades de regantes y entidades, con el fin de ahorrar tanto recursos naturales como económicos.

"Nuestra agricultura es garantía de cuidado y protección de nuestro entorno y eje de actividad económica. Fueron los sabios agricultores valencianos los que nos enseñaron el valor de la sostenibilidad", ha dicho.

Sobre el Mediterráneo, ha la primera edil ha resaltado "la vocación de València de mirar al mar" y ha señalado que es una "obligación cuidarlo y preservarlo". "Tenemos que ser ambiciosos, poner la mirada en los fondos marinos y velar por un mar y unas playas libres de plásticos", ha precisado.

Igualmente, además de anunciar la reactivación del proyecto del Parque de Desembocadura, ha asegurado respecto a las zonas verdes que el Jardín del Turia "es ejemplo de proyecto de ciudad, de consenso y centralidad". Ha apuntad que es "la misma que queremos que guía esta Capitalidad" Verde.

Catalá, que ha manifestado de nuevo la intención de su gobierno de llenar con árboles "los más de 3.000 alcorques vacíos que existen actualmente en la ciudad", ha apuntado también la idea de "pasar de los 7 metros cuadrados actuales de zona verde por vecino a más de 10".

La alcaldesa ha invitado "a todos los valencianos a vivir con intensidad" la Capitalidad Verde y ha mostrado el interés por "dejar un legado de futuro a la ciudad" en esta materia. "Hoy escribimos una nueva página de la historia de València, una página de color verde", ha aseverado.