24h Valencia.

24h Valencia.

El Ayuntamiento de València considera acciones legales si se interrumpe la expansión portuaria por motivos políticos.

El Ayuntamiento de València considera acciones legales si se interrumpe la expansión portuaria por motivos políticos.

La alcaldesa de València, María José Catalá, ha anunciado que el consistorio estudiará tomar acciones legales en caso de que se paralice la ampliación del Puerto de València por motivos políticos, ya que considera que esto podría constituir prevaricación.

En declaraciones a los medios de comunicación, Catalá expresó su preocupación ante la posible paralización de la ampliación del Puerto de València, una situación que se rumorea que Esquerra Republicana y Junts estarían utilizando como moneda de cambio para facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

"Estamos trabajando estos días junto con los presidentes de la Generalitat y la Diputación, y no lo vamos a tolerar. De ser así, consideraremos cualquier acción o iniciativa legal. Las administraciones no pueden boicotear un proyecto de infraestructuras por intereses políticos y, en caso de hacerlo, podrían estar incurriendo en prevaricación. No se puede paralizar nada por meras razones políticas", subrayó la alcaldesa.

Catalá añadió que tienen una "sospecha muy clara" de que Esquerra Republicana y Junts están priorizando esta cuestión en la investidura de Sánchez. Aunque no puede confirmar si esta información es precisa, afirmó que les preocupa la credibilidad de las fuentes.

"Como dije ayer, no lo vamos a tolerar. Todas las administraciones valencianas estamos unidas en esto. Este pueblo no se arrodilla ante nadie y no aceptaremos ser utilizados como moneda de cambio en la investidura debido a los deseos de un grupo minoritario separatista que busca perjudicar las oportunidades del Puerto de València en beneficio del Puerto de Barcelona", aseguró Catalá.

En este sentido, Catalá instó a que ambos puertos compitan en igualdad de condiciones y que se invierta tanto en el Puerto de Barcelona como en el de València. Además, argumentó que si se autoriza la ampliación del Puerto de Barcelona, también debería autorizarse la del Puerto de València, para que puedan competir en igualdad.

Para la alcaldesa, obstaculizar el desarrollo del Puerto de València con el objetivo de favorecer al de Barcelona y someter al pueblo valenciano a los deseos de un grupo minoritario en una investidura es algo grave y preocupante.