24h Valencia.

24h Valencia.

El Ayuntamiento de València destinará 172 millones para renovar la flota de autobuses y mejorar la EMT.

El Ayuntamiento de València destinará 172 millones para renovar la flota de autobuses y mejorar la EMT.

La alcaldesa de València, María José Catalá, ha anunciado un plan de inversiones para la EMT que ha sido calificado como "histórico" por su magnitud y alcance. Con una dotación de 171,7 millones de euros hasta 2028, se prevé la renovación de la flota de autobuses con la incorporación de 215 nuevos vehículos híbridos y eléctricos, así como mejoras en las infraestructuras para garantizar un servicio eficiente y sostenible.

Este plan tiene como objetivo principal situar a la EMT en línea con las necesidades actuales de la ciudadanía, apostando por un sistema de transporte público moderno y respetuoso con el medio ambiente. La alcaldesa ha destacado que se trata de una inversión estratégica para llevar a la empresa municipal hacia el futuro, adaptándose a los retos del siglo XXI.

Además, se ha confirmado que este plan de inversiones se enmarca dentro del Plan Director de la EMT, que busca mejorar la calidad de los servicios y ampliar las frecuencias para atender de manera más eficiente la demanda de la ciudad. Se espera que con estas medidas, la EMT pueda ofrecer un servicio de alta calidad y acorde a las expectativas de la población valenciana.

La mayor parte de los recursos asignados a este plan se destinarán a la adquisición de autobuses eléctricos e híbridos. Esto permitirá a la EMT contar con una flota de 527 autobuses en 2028, de los cuales el 92% serán híbridos o eléctricos. Con esta renovación, se reducirá significativamente la antigüedad media de la flota, situándola en niveles comparables a otras grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

En los próximos años, se llevarán a cabo adquisiciones progresivas de autobuses hasta alcanzar la cifra de 215 nuevos vehículos, con una inversión cercana a los 118 millones de euros. Esta renovación incluirá autobuses estándar, articulados y minibuses, que se sumarán a los modelos eléctricos y híbridos ya existentes en la flota.

Con este plan, la EMT se situará a la vanguardia en términos de movilidad sostenible, con un 31,7% de autobuses eléctricos, un 60,7% de híbridos y solo un 7,6% de diésel. Estos esfuerzos van en línea con las políticas medioambientales y de transporte público sostenible que el Ayuntamiento de València está impulsando.

Además de la renovación de la flota, el plan de inversiones contempla mejoras en las instalaciones de la EMT para facilitar la recarga de los autobuses eléctricos. Se prevé la construcción de un nuevo depósito en Safranar, así como la ampliación de los puntos de recarga tanto en San Isidro como en el Depósito Norte.

Estas iniciativas permitirán incrementar la capacidad y potencia eléctrica de las instalaciones de la EMT, garantizando un servicio eficiente y seguro para los usuarios. Se prevé un aumento significativo en el número de autobuses eléctricos y híbridos en circulación, lo que contribuirá a reducir las emisiones contaminantes en la ciudad.

En definitiva, este plan de inversiones representa un paso importante hacia la modernización y sostenibilidad del transporte público en València. Con un enfoque centrado en las necesidades de la ciudadanía y el respeto por el medio ambiente, la EMT se consolida como un pilar fundamental en la movilidad urbana de la ciudad.