24h Valencia.

24h Valencia.

El Consell se compromete a pagar a proveedores lo antes posible y critica la asfixia del Ejecutivo.

El Consell se compromete a pagar a proveedores lo antes posible y critica la asfixia del Ejecutivo.

En València, la consellera de Hacienda, Economía y Administración Pública y portavoz del Consell, Ruth Merino, ha expresado que el Gobierno valenciano está trabajando para saldar sus deudas con los proveedores lo más rápido posible, mientras lamenta la falta de apoyo del Ejecutivo central hacia la Comunitat.

Merino ha destacado que la Comunitat Valenciana fue la segunda autonomía que más tardó en realizar los pagos a sus proveedores en febrero de 2024, con un promedio de 48,47 días.

En respuesta a esto, la portavoz ha asegurado: "Estamos haciendo todo lo posible para reducir este plazo de pago lo antes posible".

La consellera ha explicado que el aumento en el tiempo de pago se debe a circunstancias imprevistas, como el sistema de financiación autonómica que perjudica a la Comunitat año tras año al recibir ingresos mensuales inferiores.

También ha señalado que el Gobierno central no ha actualizado las entregas a cuenta correspondientes al ejercicio 2024, lo que ha llevado a una escasez de fondos para los pagos.

Merino ha atribuido esta dificultad financiera al Gobierno de España y ha mencionado que al inicio de su mandato existía una deuda acumulada con los proveedores de 3.360 euros.

La consellera ha destacado que a pesar de las adversidades, se están realizando esfuerzos para ponerse al día con los pagos. La llegada de fondos europeos y del Gobierno central durante la pandemia permitió mantener un periodo de pago más corto, pero ahora se han agotado esos recursos.

En este sentido, Merino ha criticado la falta de apoyo del Gobierno central a los servicios públicos de la Comunitat Valenciana y ha expresado su frustración por la falta de respuesta de la ministra a sus llamados de atención sobre esta situación.

La consellera ha denunciado la incompetencia y la falta de compromiso por parte del Gobierno central, que promete cumplir con todas las comunidades pero no cumple con sus responsabilidades, afectando negativamente a los ciudadanos valencianos.