24h Valencia.

24h Valencia.

El ejecutivo catalán implementa una medida fiscal que beneficiará a los ciudadanos valencianos, generando un ahorro de casi 70 millones.

El ejecutivo catalán implementa una medida fiscal que beneficiará a los ciudadanos valencianos, generando un ahorro de casi 70 millones.

El Ayuntamiento de València, liderado por María José Catalá y formado por el Partido Popular, ha aprobado hoy una importante modificación de las ordenanzas fiscales para el año 2024. Esta medida resultará en una rebaja significativa de los impuestos municipales, lo que supondrá un ahorro de entre 60 y 70 millones de euros para los ciudadanos de València.

Entre las medidas aprobadas, que serán discutidas y votadas la próxima semana en la Comisión de Hacienda del ayuntamiento y posteriormente en el pleno, se encuentra una reducción del 20% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y una bonificación del 95% en la Plusvalía por herencia. Además, se contempla la reducción de este impuesto en las transacciones de inmuebles entre familiares, siempre y cuando la actividad del negocio se mantenga.

Así lo ha anunciado hoy la concejala de Hacienda, María José Ferrer San Segundo, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local. Ferrer San Segundo afirmó que esta decisión es el cumplimiento del compromiso del Partido Popular de reducir los impuestos a los ciudadanos de València.

"Vamos a cumplir nuestro compromiso, que comenzó hoy con la aprobación en la Junta de Gobierno Local de la modificación de las ordenanzas fiscales", manifestó la concejala. Además, añadió que esta reducción de impuestos es la más grande en la historia de la ciudad de València.

La modificación de las ordenanzas fiscales también incluye una reducción del 8% en el impuesto de vehículos y un 50% en la tasa de alcantarillado. Asimismo, se han flexibilizado los plazos de pago de los impuestos municipales.

Con estas medidas, el gobierno local busca mejorar la competitividad fiscal de la ciudad, aliviar la carga tributaria que han soportado las familias valencianas en los últimos años y dejar más dinero en sus bolsillos. Además, se pretende fomentar la economía local y favorecer la actividad empresarial en València.