24h Valencia.

24h Valencia.

El Hospital de Manises se convierte en gestión pública, con más de 2.500 empleados y un presupuesto de 114 millones.

El Hospital de Manises se convierte en gestión pública, con más de 2.500 empleados y un presupuesto de 114 millones.

Los pacientes y usuarios del Hospital de Manises en Valencia han acogido con buenos ojos el cambio hacia la gestión directa del departamento de salud, aunque advierten sobre el aumento de la demanda de servicios médicos: "Si ya estamos 12 horas, ahora van a ser 24".

VALÈNCIA, 7 May.

El Hospital de Manises ha dado inicio a una "nueva vida" tras la asunción por parte de la Conselleria de Sanidad de la gestión directa de este centro de salud, al finalizar el contrato de concesión. Con una dotación presupuestaria de 114 millones de euros, el hospital contará con 2.560 trabajadores.

Este departamento de salud se integra en la Agrupación Sanitaria Interdepartamental (ASI) Valencia-Oeste, junto con los hospitales General de València y Requena.

La plantilla combine 1.831 puestos del personal subrogado, 431 nuevas plazas de nueva creación en proceso de cobertura, y 298 profesionales estatutarios dependientes de la Conselleria que ya formaban parte del departamento de salud.

El conseller de Sanidad, Marciano Gómez, ha resaltado el aumento del 20,24% en la plantilla de los centros que componen el departamento de salud de Manises, con el objetivo de satisfacer la demanda asistencial de la población local.

Gómez ha enfatizado en un proceso de cambio de gestión planificado y ordenado, alejado de ideologías y priorizando el bienestar de los pacientes, e ha agradecido a la empresa concesionaria la colaboración para una transición sin incidentes.

El nuevo gerente del departamento de salud será Beatriz Gómez, y se han anunciado inversiones para mejorar los servicios, como un área de neurorehabilitación en el Centro Sanitario Integral de Buñol.

En cuanto a la opinión de los pacientes y usuarios, Rafael de Manises ve positivo el cambio pero advierte sobre la posible saturación del hospital. Mercedes de Aldaia ve el cambio como algo beneficioso si es para mejorar, mientras que Marisol espera que se reduzcan las listas de espera en los servicios médicos.