Exabogado de Benavent denuncia el lenguaje ofensivo del letrado de Rus y el ICAV archiva el caso.

Exabogado de Benavent denuncia el lenguaje ofensivo del letrado de Rus y el ICAV archiva el caso.

El Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) ha cerrado la investigación sobre la queja presentada por Ramiro Blasco, exabogado de Marcos Benavent, contra Emilio Pérez Mora, abogado de Alfonso Rus, por llamarlo "tonto" durante el juicio en la Audiencia Provincial por una de las piezas del caso Imelsa. La resolución de la Comisión de Deontología del ICAV, a la que ha tenido acceso Europa Press, determina archivar el expediente disciplinario contra el abogado Pérez Mora.

Ramiro Blasco fue el abogado que defendió a Benavent durante todo el proceso del caso Imelsa hasta unos meses antes del primer juicio por una de las piezas del caso, momento en el que fue sustituido por Juan Carlos Navarro. En ese momento, Benavent cambió su declaración, desmintiendo todas las acusaciones de corrupción contra la Diputación y asegurando que había manipulado las grabaciones que desencadenaron el caso.

La queja presentada por Blasco se refería a las declaraciones de Pérez Mora durante el juicio por los presuntos "zombies" de Imelsa, donde dijo: "Ningún abogado tonto hubiera permitido que Marcos Benavent declarara; si hubiera ejercido su derecho a no declarar, no habría caso Taula, pero se le convenció de que era legal". Según Blasco, estas declaraciones fueron recogidas por varios medios de comunicación y adjuntó varios artículos que las mencionaban.

Ante esta queja, el ICAV abrió una investigación para examinar las circunstancias específicas del caso y determinar si se debía proceder con un expediente disciplinario. Pérez Mora presentó sus alegaciones y aseguró que se había producido un "error" de interpretación de sus palabras y que nunca tuvo la intención de faltarle al respeto a nadie.

En sus alegaciones, Pérez Mora explicó que la frase en cuestión estaba precedida por un contexto que no se mencionó en las noticias, donde afirmaba que la Fiscalía ocultó a las defensas que el ordenador que presentó Mariano López, exsuegro de Benavent, supuestamente con todos los documentos y grabaciones del caso Taula, estaba vacío y no tenía archivos. Según Pérez Mora, si las defensas hubieran tenido conocimiento de esto, ningún abogado "tonto" permitiría que Benavent declarara. En resumen, el abogado argumentó que no estaba insultando a nadie, sino que estaba planteando un razonamiento lógico en base a la información disponible en ese momento. La Comisión de Deontología del ICAV ha decidido archivar el expediente después de analizar el caso.

Tags

Categoría

C. Valenciana