Fiscalía solicita pena de cárcel de dos años para una mujer por desfalcar 8.500 euros de las cuentas de su pareja en estado de coma

Fiscalía solicita pena de cárcel de dos años para una mujer por desfalcar 8.500 euros de las cuentas de su pareja en estado de coma

La Fiscalía Provincial de Valencia ha solicitado una condena de dos años de cárcel para una mujer acusada de sacar casi 9.000 euros de las cuentas de su pareja, quien se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tras sufrir un infarto cerebral. La acusada ha admitido haber retirado el dinero, pero asegura que lo hizo siguiendo las indicaciones de los padres de su novio. Ambos llevaban nueve años de relación cuando ocurrieron los hechos.

Según la Fiscalía, la mujer realizó una primera transferencia desde las cuentas de su pareja el 1 de marzo de 2019, mientras él se encontraba en el hospital en coma tras el infarto cerebral. Posteriormente, repitió este procedimiento en varias cuentas bancarias hasta acumular un total de 8.550 euros. La víctima falleció el 2 de marzo, y la acusada continuó sacando dinero hasta el 3 de abril.

No obstante, la mujer se ha negado a responder las preguntas de la acusación particular por "motivos morales". Durante el juicio, ha argumentado que ella y su pareja mantenían una relación similar a la de un matrimonio y tenían planes de casarse en el futuro, pero no habían formalizado la unión debido a compromisos laborales. Además, ha justificado el hecho de no haber hecho testamento, alegando que nunca pensaron que algo así podría suceder: "Vivíamos una vida matrimonial normal sin pensar en el futuro".

La acusada ha afirmado que, además de contar con sus respectivas cuentas personales, tenían una cuenta conjunta para gastos compartidos. Indicó que su pareja tenía alquilado su piso y se había mudado al suyo. Asimismo, ha señalado que apartaban dinero en su cuenta personal y en la de su hija para ahorrar. Aunque ha reconocido que no estaba autorizada en la cuenta de su pareja oficialmente, afirmó que él le había dado las contraseñas y que ambos operaban con todas las cuentas.

La mujer ha relatado que, durante la estancia en el hospital, alguien les advirtió de que las cuentas se bloquearían en caso de fallecimiento. Según su declaración, el padre de su pareja le pidió que ingresara el dinero en su cuenta para poder disponer de él. Según sus palabras: "No es que no lo supieran, sino que fueron ellos quienes me dieron permiso para sacarlo. Me dijeron que no me preocupara, que el dinero en las cuentas era lógicamente de nuestra casa, de nuestra familia; fue idea de ellos".

En relación a la reclamación del dinero, la mujer ha asegurado que los padres nunca se lo pidieron hasta un año después, tras una discusión telefónica con su suegra sobre una factura de teléfono. Afirmó que seguían cargando los gastos en la cuenta de su pareja, a pesar de que ella había cambiado el titular. Según su testimonio, respondió de manera inapropiada a su suegra porque le reprochó que solo la llamara para pedirle dinero y que, un año después de la muerte de su hijo, no mostrara interés por su bienestar. La mujer también señaló que, a lo largo de este año, solo recibió una carta en plena pandemia reclamándole el dinero, pero nunca fue abordada directamente por los padres.

Por su parte, la suegra ha declarado que desconocían que ellos fueran los herederos, ya que "no hablaban de esas cosas". Afirmó que su hijo compartía una cuenta con la acusada, aunque no sabía cuánto dinero había en ella. Además, negó que se hubiera hablado de dinero en el hospital, ya que su esposo también había sufrido un susto cardíaco. Según su testimonio: "En ese momento, él no estaba bien y no estábamos para hablar de dinero, cuentas ni nada más. Solo estábamos preocupados por nuestro hijo, que estaba en coma".

Categoría

C. Valenciana