24h Valencia.

24h Valencia.

Ford incorporará un nuevo vehículo en la fábrica de Almussafes para asegurar el empleo.

Ford incorporará un nuevo vehículo en la fábrica de Almussafes para asegurar el empleo.

La dirección global de Ford ha tomado la decisión de asignar a la fábrica de Almussafes (Valencia) la producción de un nuevo vehículo de pasajeros, garantizando así la carga de trabajo en la planta, mientras se evalúa el futuro de la electrificación. Esto fue comunicado por el presidente de la compañía, Jim Farley, durante una reunión con los representantes sindicales en Dunton (Inglaterra), la cual ha sido calificada como positiva y constructiva por el sindicato UGT.

Este anuncio llega tras meses de incertidumbre en la fábrica, que ha debido enfrentarse a la reducción de ventas y a la necesidad de ajustar la producción. El lanzamiento del modelo Kuga ha enfrentado problemas con proveedores, lo que ha llevado a la ampliación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 19 de abril, afectando a un máximo de 700 empleados diarios.

Desde que se anunciara en 2022 que Almussafes sería la planta encargada de producir la nueva plataforma de vehículos eléctricos a partir de 2025, se han generado expectativas y preocupaciones. A pesar de esto, las inversiones necesarias para llevar a cabo este proyecto aún no se han concretado, lo que ha generado incertidumbre en la plantilla y ha llevado a la compañía a posponer decisiones relacionadas con inversiones.

Para hacer frente a esta situación, Ford Almussafes ha solicitado fondos del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC II), con el objetivo de establecer una planta de ensamblaje de baterías en la fábrica. Además, la empresa ha buscado obtener ayudas destinadas a la cadena de valor del vehículo eléctrico, mostrando su compromiso con la transición hacia la movilidad sostenible.

La asignación del nuevo vehículo de pasajeros a la fábrica de Almussafes representa un paso positivo para mantener la carga de trabajo en un momento de incertidumbre y ajustes. Sin embargo, la espera por las inversiones necesarias para la electrificación sigue generando preocupación y expectativas en la plantilla, que aguarda con interés los desarrollos futuros en este proceso de transformación de la industria automotriz.