24h Valencia.

24h Valencia.

Gran mayoría de multas en Valencia por uso indebido del carril bus-taxi son por estacionamiento.

Gran mayoría de multas en Valencia por uso indebido del carril bus-taxi son por estacionamiento.

La Policía Local de València ha finalizado una campaña especial de vigilancia del carril bus-taxi con un total de 1.054 multas impuestas. De estas, un 68,2 por ciento se debieron a estacionamientos indebidos en el carril reservado para los autobuses urbanos y los taxis.

La mayoría de las sanciones por estacionar en estos carriles se produjeron por la mañana, con 429 multas, mientras que por la tarde se registraron 289 y por la noche solo una. Los datos fueron facilitados por la Policía Local en un comunicado oficial.

En cuanto a los lugares de mayor incumplimiento, cuatro de los seis circuitos de la EMT acumularon entre 132 y 167 multas cada uno, mientras que los otros dos tuvieron menos, entre 45 y 51. Los circuitos 0, 1, 2 y 4 recibieron el mayor número de sanciones, con 57, 66, 76 y 63, respectivamente.

El circuito 0 abarca diferentes vías como la Gran Vía Marqués del Túria, calles Colón, Guillem de Castro, Blanqueria-Comte de Trenor-Pintor López, Gran Vía Fernando el Católico y avenida Pérez Galdós. Por su parte, el circuito 1 incluye avenida Blasco Ibáñez, calle General Elío, avenidas de Aragón y Cardenal Benlloch, Eduardo Boscá, avenida del Puerto, Doctor Manuel Candela y Misser Mascó.

El circuito 2 se extiende por la avenida de Jacinto Benavente, calle Alcalde Reig, avenidas de la Plata y de Amado Granell Mesado, calles Císcar y Joaquín Costa, y avenida de Peris i Valero. Los circuitos 3 y 5 registraron menos multas, con 51 y 45, respectivamente, abarcando diferentes vías de la ciudad.

Las multas por circular en el carril bus-taxi ocupan el segundo lugar en cantidad, con un total de 276 sanciones, lo que representa el 26,1 por ciento del total. La mayoría de estas multas se centraron en el circuito 0, seguido por los circuitos 2 y 3 con números similares.

Además, se impusieron 47 multas por paradas en los carriles y 12 por intervenciones de la grúa para retirar vehículos detenidos en estos espacios. La campaña, iniciada el 22 de abril, buscaba concienciar sobre los problemas que causa ocupar el carril bus-taxi sin autorización, como retenciones y accidentes, según el concejal de Movilidad y Seguridad, Jesús Carbonell.

Después de una fase informativa, se pasó a la fase ejecutiva con multas de hasta 300 euros por infringir la normativa en vigor en los carriles destinados al transporte público.