24h Valencia.

24h Valencia.

Hombre condenado por homicidio en legítima defensa.

Hombre condenado por homicidio en legítima defensa.

En València, la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha emitido una condena de dos años y siete meses de prisión para un hombre que utilizó una lanza artesanal para matar a otro individuo en defensa propia. Los hechos ocurrieron en junio de 2021 en la localidad de Torrella, donde el fallecido prendió fuego a la caseta donde el acusado pernoctaba.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana detalla que el acusado ha sido declarado autor de un delito de lesiones agravadas y un delito de homicidio por imprudencia, con la consideración de eximente incompleta de legítima defensa y la atenuante de confesión. La sentencia también le impone el pago de una indemnización de más de 74.500 euros a cada uno de los padres de la víctima por los daños morales sufridos.

Por otro lado, un segundo procesado ha sido absuelto de los cargos de homicidio en grado de tentativa y omisión del deber de socorro, según el veredicto emitido por un jurado popular el pasado 1 de marzo.

Los hechos se desencadenaron en la madrugada del 26 de junio de 2021, cuando la víctima y el segundo acusado incendiaron la caseta de campo donde se encontraba el principal acusado. Ante esta situación, el condenado utilizó una lanza que él mismo había fabricado para apartar la garrafa de gasolina que estaba amenazando con incendiar la vivienda.

La sentencia indica que el acusado no era consciente de que estaba hiriendo mortalmente a uno de los agresores con la lanza, debido a la escasa visibilidad en el lugar. La víctima falleció en el acto a causa de una hemorragia provocada por la herida sufrida en el abdomen.

El segundo asaltante abandonó la escena dejando atrás al herido, quien falleció sin recibir ayuda en un campo cercano. Por su parte, el condenado logró escapar de la caseta por una ventana, debido a la presencia de llamas en la puerta principal.

El jurado consideró que el acusado actuó bajo un estado de pánico y temor causado por el humo y el fuego, aunque su reacción fue descrita como desproporcionada. En cuanto al segundo acusado, se determinó que no sabía que el principal procesado se encontraba dentro de la caseta al incendiarla, por lo que fue absuelto de los cargos en su contra.

La sentencia destaca que la muerte del agresor fue instantánea y casi inmediata, lo que exime al segundo acusado de responsabilidad en un delito de omisión del deber de socorro. Aunque los hechos son calificados como reprobables socialmente, la resolución señala que legalmente no procede condenar al acusado por este delito.

La sentencia no es definitiva y puede ser apelada ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.