24h Valencia.

24h Valencia.

Hombre investigado por llegar conduciendo a examen para recuperar permiso en Alicante.

Hombre investigado por llegar conduciendo a examen para recuperar permiso en Alicante.

En Alicante, agentes de la Guardia Civil han investigado a un hombre de 35 años por llegar conduciendo un automóvil al examen que iba a realizar para recuperar su permiso de conducir, el cual había perdido anteriormente por acumulación de puntos.

Los hechos tuvieron lugar el 12 de junio, cuando miembros del Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Alicante llevaron a cabo una inspección en las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico de Alicante en el polígono industrial Pla de la Vallonga para supervisar los exámenes programados, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Al llegar a las instalaciones, los agentes observaron un vehículo que circulaba de manera inadecuada. Al proceder a identificar al conductor, se percataron de que se trataba de un hombre español de 35 años, acompañado por su esposa, un menor y un amigo.

Tras verificar los datos en la base de la Dirección General de Tráfico (DGT), comprobaron que el conductor no tenía el permiso de conducir en vigencia, ya que le había sido retirado anteriormente por pérdida total de puntos. Además, el individuo estaba inscrito para realizar el examen de Reeducación y Sensibilización Vial con el objetivo de recuperar su licencia. Por estos hechos fue objeto de investigación y los agentes informaron al Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.

Este delito conlleva una posible condena de tres a seis meses de prisión, o una multa de doce a 24 meses, o bien trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Los agentes continuaron supervisando a las personas que estaban realizando los exámenes para obtener sus licencias y descubrieron a dos ciudadanos de origen indio con dispositivos de intercomunicación y teléfonos móviles.

Estos dispositivos fueron confiscados y ambos individuos fueron denunciados de acuerdo con la Ley de Seguridad Vial por usar dispositivos de intercomunicación no autorizados durante las pruebas para obtener y recuperar permisos de conducir y otras autorizaciones administrativas para conducir.

Esta acción constituye una infracción grave, con una multa de 500 euros y una posible suspensión de hasta seis meses para poder volver a presentarse al examen.