Increíble fallo del Supremo: Sargento condenado a 6 años por trágica muerte de legionario por disparo.

Increíble fallo del Supremo: Sargento condenado a 6 años por trágica muerte de legionario por disparo.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que aumenta la pena impuesta a un sargento de la Legión por abuso de autoridad y contra la eficacia del servicio en relación con la muerte de un legionario durante un ejercicio en marzo de 2019. En la sentencia, el Supremo también condena a un capitán y a un teniente encargados de la seguridad del ejercicio y del pelotón. El sargento deberá cumplir una pena de 5 años, 11 meses y 15 días de prisión, el capitán recibirá 1 año de prisión y el teniente 3 años de prisión por desobediencia y contra la eficacia del servicio.

La sentencia anterior, del Tribunal Militar Territorial Segundo, absolvía a los dos oficiales mencionados y condenaba al sargento a 3 años, 10 meses y 26 días de prisión. Sin embargo, el Tribunal Supremo ha considerado que el sargento debe ser condenado por la eficacia del servicio y ha aumentado su pena a 4 años, 9 meses y 15 días. Además, se mantienen las penas por los abusos de autoridad, lo que suma un total de 5 años y 11 meses para el sargento.

Según los hechos probados, durante el ejercicio en el campo de Agost, el sargento realizó varios disparos fuera de los blancos fijados y por encima de las posiciones de los legionarios. Uno de esos disparos alcanzó al legionario, quien falleció a consecuencia de "shock hipovolémico por disparo de arma de fuego". El Tribunal Supremo considera que la conducta del sargento fue una grave imprudencia y que el teniente, a cargo del pelotón, actuó con tolerancia al permitir la realización del ejercicio más allá de lo ordenado.

El Tribunal Supremo también ha condenado al capitán y al teniente por desobediencia, ya que no acataron las órdenes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de no entrar en el lugar de los hechos y permitieron la realización de una reconstrucción antes de la inspección ocular. Asimismo, se ha aumentado la indemnización a los padres del legionario fallecido a 250.000 euros y se ha fijado una cuantía de 3.000 euros por los delitos de abuso de autoridad.

La sentencia del Supremo ha sido firmada por cinco magistrados, pero uno de ellos ha emitido un voto particular en el que considera que los hechos del sargento debieron ser calificados como homicidio doloso en lugar de imprudente. Además, critica que no se haya investigado la posible comisión por omisión del capitán, quien no estaba presente en el lugar de los hechos a pesar de ser el responsable del ejercicio.

Tags

Categoría

C. Valenciana