24h Valencia.

24h Valencia.

Juicio del caso Erial sigue en pie la próxima semana pese a la enfermedad del abogado de Zaplana

Juicio del caso Erial sigue en pie la próxima semana pese a la enfermedad del abogado de Zaplana

El juicio contra Eduardo Zaplana y otras 14 personas más por el caso Erial comenzará la próxima semana, a pesar de un problema de salud que ha afectado al abogado del expresidente. Esta indisposición del letrado puso en riesgo el inicio del juicio el 1 de febrero, pero la sección cuarta de la Audiencia de Valencia ha decidido mantener la fecha, según informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Cabe recordar que la vista ya fue pospuesta anteriormente por una indisposición del fiscal.

En este caso se ha investigado el presunto cobro de más de 10 millones de euros en comisiones derivadas de concesiones de ITV y parques eólicos de la Comunitat Valenciana durante la época de Zaplana, a través de una organización formada por personas cercanas al expresidente. Zaplana, quien siempre ha negado los hechos, se enfrenta a una pena de 19 años de prisión por los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, falsedad en documento oficial y mercantil, y prevaricación administrativa dentro del caso Erial. Además, se le reclama una multa de 40 millones de euros, así como otras dos multas adicionales de 72.000 y 36.000 euros.

Según la acusación de la Fiscalía Anticorrupción, Zaplana y su organización obtuvieron de forma ilícita un total de 20.606.364 euros mediante operaciones corruptas. Parte de este dinero, concretamente 6.734.026 euros, fue decomisado en cuentas suizas. Además del expresidente, otras 14 personas están acusadas en este proceso, entre ellas su jefe de gabinete Juan Francisco García, los hermanos Vicente y José Cotino, así como Francisco Grau, Joaquín Miguel Barceló y Mitsouko Henríquez, entre otros. El fiscal pide penas de prisión de entre 5 y 14 años, así como multas millonarias para estos acusados.

En el caso de los hermanos Cotino, el fiscal destaca que la venta de las participaciones de las empresas de las ITV y Parques Eólicos les reportó más de 86,5 millones de euros, lo cual justifica las altas comisiones abonadas por las adjudicaciones. Además, se señala que Zaplana, Francisco Grau y Joaquín Miguel Barceló conformaban el núcleo duro de la organización criminal, siendo este último el encargado de manejar el dinero en sociedades radicadas en Luxemburgo, Panamá y Andorra.

Además de los principales implicados, también figuran en la acusación el expresidente de la Generalitat José Luis Olivas, empresarios y amigos que colaboraron para ocultar el origen del dinero y auxiliaron a Zaplana en su uso personal. En total, el fiscal solicita penas de prisión de entre 5 y 7 años, así como multas millonarias para estos acusados.