La AVL alerta que varios aspectos de los recientes criterios lingüísticos de la Generalitat "se alejan de las normas"

La AVL alerta que varios aspectos de los recientes criterios lingüísticos de la Generalitat

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) ha expresado su preocupación por ciertos aspectos de los criterios lingüísticos utilizados por la Administración de la Generalitat, ya que considera que se desvían de la normativa gramatical y generan incoherencias. Ante esta situación, la AVL ha presentado una serie de recomendaciones que considera importantes seguir.

En un informe emitido por la AVL sobre los 'Criteris lingüístics de l'Administració de la Generalitat', la institución ha advertido que el documento impulsado por el Consell no solo ignora la autoridad normativa de la AVL, sino también su papel en la consolidación del valenciano formal. La AVL defiende que ha buscado establecer un modelo lingüístico estándar que brinde estabilidad al valenciano y guíe a los usuarios en el uso de la lengua en la Administración pública.

La AVL ha constatado que las soluciones lingüísticas propuestas en el documento 'Criteris lingüístics de l'Administració de la Generalitat' siguen en su mayoría el marco normativo, aunque han identificado algunos puntos que se apartan de las normas gramaticales valencianas. Además, consideran que ciertas recomendaciones se alejan del registro formal propio de la Administración.

La Acadèmia considera lógico que el valenciano utilizado por los trabajadores de la Administración sea cercano a los ciudadanos, pero matiza que esto no debe contradecir el uso normal del lenguaje en diferentes situaciones comunicativas, es decir, la existencia de diferentes registros lingüísticos. Han trabajado en establecer la correspondencia entre las soluciones lingüísticas y los registros adecuados, con el objetivo de dignificar el valenciano y extender su uso en todas las situaciones comunicativas.

Por otro lado, la AVL considera inapropiado tratar de extender los criterios específicos elaborados por la Dirección General de Ordenación Educativa y Política Lingüística no solo a la Generalitat, sino también a otras administraciones. Según la AVL, muchas administraciones ya han adoptado un modelo de lenguaje basado en las prioridades establecidas por la institución.

En cuanto a las recomendaciones gramaticales, la AVL señala que es conveniente seguir las soluciones preferidas, para evitar un aumento de alternativas formales y sacar la elección de una opción u otra del ámbito político. Sin embargo, reconocen que los 'Criteris' no siempre siguen estas pautas, por lo que proponen algunas correcciones.

La AVL también ha observado aspectos gramaticales que generan incoherencias en relación con la voluntad de satisfacer las necesidades geográficas en las áreas donde el valenciano está vivo. Por ejemplo, se permite más de una opción formal en algunos casos, pero en otros fenómenos más consolidados solo se permite una opción.

Además, la AVL considera que los 'Criteris' se apartan de la normativa gramatical en algunos aspectos, como la duplicación pronominal con complemento indirecto o el uso del numeral 'sixanta' y palabras terminadas en '-eiximent'. Estas recomendaciones pueden generar confusión en los usuarios.

Finalmente, en cuanto a los criterios de preferencia léxica, la AVL señala que la mayoría de las soluciones preferidas coinciden con el Diccionari Normatiu Valencià (DNV), aunque hay algunas excepciones. Por ello, sugieren indicar explícitamente que se adoptan las soluciones preferentes del DNV, que han priorizado las formas más extendidas en valenciano.

Categoría

C. Valenciana