La Cátedra de la UPV alerta sobre la escasez de viviendas nuevas en València: solo disponibles 185 unidades.

La Cátedra de la UPV alerta sobre la escasez de viviendas nuevas en València: solo disponibles 185 unidades.

Valencia, 15 de enero.

La Cátedra Observatorio de la Vivienda de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha alertado sobre la escasez de viviendas nuevas en el mercado de venta en la ciudad, afirmando que solo hay 185 unidades disponibles. Según la Cátedra, esta situación es inédita en la ciudad y ha llevado a mantener precios de venta muy altos.

La disponibilidad de viviendas ha disminuido rápidamente en los últimos meses, con una disminución del 23 por ciento. En 60 de los 88 barrios de Valencia no se encuentran promociones de viviendas nuevas en venta, lo que significa que en dos de cada tres barrios no hay viviendas de obra nueva.

La Cátedra menciona diversas causas para este descenso, como la inflación y sus consecuencias, como el aumento de los costes de construcción y de los tipos de interés. Además, también señalan la falta de suelo en la ciudad, los procesos administrativos largos para obtener licencias de obra y los bajos salarios.

En relación con el alquiler, la Cátedra destaca que se han cumplido las predicciones del Observatorio de la Vivienda sobre una reducción drástica de la oferta debido a la entrada en vigor de la Ley de la Vivienda aprobada este año. En comparación con hace tres años, el número de viviendas ha disminuido en más del 60 por ciento.

Como resultado, la Cátedra señala que muchos contratos de alquiler se han reducido a menos de 12 meses para evitar la aplicación de la nueva ley. Los precios de alquiler siguen siendo muy altos, superando los 1.500 € de media, siendo los más altos después de Madrid y Barcelona.

La escasez de oferta, junto con la calidad de vida y las buenas expectativas profesionales en la ciudad, han provocado que Valencia sea un destino atractivo para empresas e inversores internacionales. Sin embargo, esto ha dejado en una situación preocupante a miles de estudiantes internacionales que llegan a las universidades de la ciudad y que encuentran dificultades para encontrar alojamiento a precios asequibles.

La Cátedra también destaca la situación de los migrantes y personas con menos recursos, que se ven obligados a vivir en asentamientos informales debido a la falta de viviendas regladas.

Ante este contexto, la Cátedra propone la construcción de viviendas protegidas como una solución necesaria para reducir los precios y permitir el acceso a la vivienda a los jóvenes y a personas con rentas medias y bajas. La Cátedra se muestra esperanzada con las propuestas de la administración autonómica para generar apoyo normativo y movilizar suelo público a través de asociaciones público-privadas, con el objetivo de ampliar el parque de viviendas en alquiler social y venta. Estas medidas podrían revertir la tendencia y ofrecer una solución para aquellos que más lo necesitan.

En resumen, aunque la situación actual es compleja, la Cátedra Observatorio de la Vivienda confía en que se avecinan tiempos de esperanza con la aparición de promociones de viviendas protegidas en los próximos meses y la implementación de medidas administrativas que aliviarán la crisis de vivienda en Valencia.

Categoría

C. Valenciana