24h Valencia.

24h Valencia.

La economía valenciana se espera que termine el año con un crecimiento de más del 2%, según la CEV.

La economía valenciana se espera que termine el año con un crecimiento de más del 2%, según la CEV.

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) ha insistido en la necesidad de crear un "clima favorable" para la actividad empresarial e inversión que promueva la competitividad.

Según el informe de Coyuntura y Perspectivas Económicas del tercer trimestre de 2023, la economía de la Comunitat Valenciana cerrará el año con un crecimiento superior al 2 por ciento. Sin embargo, también se consolida la tendencia de desaceleración que se ha observado desde principios de año.

En este periodo, se estima que la economía regional ha crecido un 0,3% en tasa trimestral y un 1,5% en tasa anual, según los cálculos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Aunque este crecimiento es superior a las expectativas iniciales y está por encima de la media de la zona euro, tanto los datos más recientes como las perspectivas de las organizaciones sectoriales de la CEV indican que la economía de la Comunitat Valenciana continuará desacelerándose en el corto plazo.

El informe señala que la mayoría de las ramas manufactureras se verán afectadas por el menor crecimiento global, mientras que los sectores de servicios y construcción serán impactados por los altos niveles de inflación y el aumento de los costos financieros. Esto último afectará el consumo y la inversión.

Además, el informe alerta sobre los problemas que enfrentan las empresas, como los altos costos energéticos, financieros, de materias primas y componentes. También señala las dificultades para encontrar personal cualificado.

Para 2024, en un entorno de bajadas de tipos de interés, se espera un crecimiento económico positivo en la Comunitat Valenciana, en línea con el conjunto de España y por encima de la media de la zona euro, que podría situarse entre el 1,5% y el 1,75%.

Ante esta situación, la CEV insiste en la necesidad de crear un "clima favorable" para la actividad empresarial y la inversión, de manera que se promueva la productividad y la competitividad de la economía. También se recomienda que los costos laborales estén en línea con el V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que los contratos públicos se ajusten al aumento de los costos y que la presión fiscal se reduzca a niveles medios de los países de la OCDE.

El informe también destaca que el consumo de los hogares, junto con el consumo público, ha sido el principal impulsor del crecimiento económico en la Comunitat Valenciana. Sin embargo, la inversión ha sufrido un "severo deterioro" en el tercer trimestre, debido a la desaceleración del comercio internacional.

En cuanto al sector exterior, las exportaciones e importaciones de bienes han retrocedido entre enero y septiembre. Aunque las exportaciones han disminuido en menor medida que las importaciones, el saldo comercial se ha reducido, aunque se mantiene en superávit. El turismo internacional ha tenido una "excelente" evolución y ha contribuido positivamente al crecimiento regional.

En cuanto a las ramas productivas, algunas ramas de la industria y del sector servicios, como el comercio, han sido las más dinámicas. Por otro lado, el sector primario ha enfrentado dificultades debido a los altos costos de explotación y las adversidades climáticas, y se prevé una disminución de la cosecha en varios cultivos. La rama ganadera también ha sufrido una crisis de rentabilidad.

En el sector industrial manufacturero, se ha observado una leve mejoría en el tercer trimestre, gracias al mayor dinamismo de las actividades relacionadas con bienes de equipo y bienes de consumo duradero. Sin embargo, la producción de azulejos ha disminuido significativamente, al igual que los sectores de cuero y calzado, y textil y confección.

La CEV expresa preocupación por la situación del sector industrial en general, especialmente en el clúster cerámico y el sector automotriz, debido a su importancia económica, social y laboral y su concentración geográfica.

En el sector de la construcción, se ha observado un deterioro de la actividad en el tercer trimestre, tanto en términos de licitación como de visados de dirección. Aunque la licitación de ingeniería civil ha aumentado, esto no ha compensado la caída en la licitación de edificación. Los visados de dirección también han disminuido tanto en obra nueva como en rehabilitación, y el número de transacciones inmobiliarias y de hipotecas ha disminuido.

En términos de comercio exterior, la desaceleración del comercio internacional ha tenido un mayor impacto en el tercer trimestre. Entre enero y septiembre, las exportaciones han disminuido un 3,6% y las importaciones un 11,5%. Destaca el fuerte descenso de las exportaciones e importaciones en la provincia de Castellón.

En el ámbito laboral, la población activa ha aumentado en más de 79.500 personas en el tercer trimestre, con un aumento del empleo de 80.700 personas y una disminución del desempleo de 1.200 personas. La tasa de desempleo se sitúa ligeramente por debajo de la media nacional, en el 11,79%. Durante el mes de noviembre, el desempleo ha disminuido en todos los sectores y en las tres provincias.

En cuanto a la inflación, ha habido un aumento en el tercer trimestre, alcanzando el 3,5% en septiembre. Sin embargo, en octubre la inflación se mantuvo constante y en noviembre ha descendido al 3,2%.