24h Valencia.

24h Valencia.

La falsificación de productos en España: un lastre de 1.500 millones de pérdidas anuales en ventas.

La falsificación de productos en España: un lastre de 1.500 millones de pérdidas anuales en ventas.

España, uno de los países más afectados por las falsificaciones en Europa, pierde cada año más de 15.000 puestos de trabajo en los sectores de la confección, la cosmética y los juguetes, según un estudio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo).

Las falsificaciones en estos sectores provocan pérdidas de 1.500 millones de euros en ventas al año en España. El sector de la confección es el más perjudicado, con 1.000 millones de euros en pérdidas, seguido por los cosméticos con 400 millones de euros y los juguetes con 113 millones de euros.

Además de afectar a las ventas y al empleo, las falsificaciones en los sectores de la cosmética y los juguetes también representan riesgos para la salud y seguridad de los consumidores. Según el informe, estos productos "potencialmente perjudiciales" representan el 15% de los artículos falsificados incautados en las fronteras exteriores de la UE.

El estudio también destaca que Alemania es el país más afectado por las falsificaciones de juguetes, perdiendo cerca de 40.000 puestos de trabajo en los sectores de la confección, la cosmética y los juguetes. Otros países como Italia, Polonia y Francia también están sufriendo la pérdida de empleos en estos sectores.

Para combatir este problema, la Euipo trabaja en colaboración con EUROPOL, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) y la Comisión Europea para identificar y acabar con las falsificaciones en la UE.

En cuanto a la percepción de los consumidores, el estudio revela que un tercio de los europeos considera aceptable comprar falsificaciones cuando el precio del producto auténtico es demasiado elevado. Este porcentaje aumenta a la mitad entre los jóvenes.

En resumen, las falsificaciones en los sectores de la confección, la cosmética y los juguetes tienen un impacto significativo en España, provocando pérdidas económicas y de empleo. Es necesario tomar medidas para combatir este problema y concienciar a los consumidores sobre los riesgos y consecuencias de adquirir productos falsificados.