24h Valencia.

24h Valencia.

La Fiscalía solicita sentencia de prisión de un año para dos acusados de insultar a un conductor de Cabify debido a su tono de piel: 'Emplea un lenguaje racista'.

La Fiscalía solicita sentencia de prisión de un año para dos acusados de insultar a un conductor de Cabify debido a su tono de piel: 'Emplea un lenguaje racista'.

La sección de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Valencia ha presentado una petición de condena de un año y tres meses de prisión para dos hombres acusados de insultar y acosar a un conductor de Cabify, cuya piel es de color negro. Los acusados le hicieron gestos de simio y le llamaron "Negro de mierda".

Esta información se desprende de la calificación fiscal, a la cual ha tenido acceso Europa Press. En dicha calificación, la Fiscalía acusa a los hombres de un delito cometido en relación con el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizadas, así como de un delito leve de amenazas.

Además de la pena de cárcel, se solicita que los acusados paguen una multa de 3.000 euros y que se les prohíba acercarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros, así como comunicarse con ella durante seis meses. En cuanto a la responsabilidad civil, se pide una indemnización conjunta y solidaria de 6.000 euros, más los intereses legales correspondientes, para compensar el daño moral sufrido por la víctima.

Los hechos ocurrieron el 16 de abril de 2023, cuando los acusados viajaban en un vehículo de Cabify cuyo conductor tenía la piel negra.

En el transcurso del viaje, los acusados, motivados por la intención de menospreciar y humillar al conductor debido a su color de piel, según el escrito fiscal, le insultaron y le dijeron de manera burlona que tenía el mismo nombre que una marca de lápices y que "debe tener un lápiz bastante grande", según relata el escrito.

Posteriormente, haciendo gestos de forma agresiva golpeándose el pecho y la cara, imitando a un simio, los acusados le dijeron: "Negro de mierda, te vamos a follar; los negros tienen la polla más grande que nosotros y si es así, te vamos a reventar".

El conductor detuvo el vehículo en la calle Visitación de Valencia y no completó el trayecto. A pesar de las reprimendas de su amigo, que viajaba también en el vehículo, instándoles a que cesaran su comportamiento al ver la reacción del conductor, que había detenido el coche porque estaba muy asustado, los acusados continuaron con su actitud ofensiva. La víctima denunció los hechos el mismo día en que ocurrieron.