24h Valencia.

24h Valencia.

La Generalitat impulsa la tecnología de riego de precisión para optimizar el uso del agua y evitar su derroche.

La Generalitat impulsa la tecnología de riego de precisión para optimizar el uso del agua y evitar su derroche.

La Conselleria de Innovación de la Comunitat Valenciana está financiando el desarrollo de un sistema de riego de precisión que tiene como objetivo evitar el desperdicio de agua en la agricultura. Este sistema analiza el estado de cada planta para determinar la cantidad exacta de agua que necesita, contribuyendo así a la sostenibilidad del sector agrícola y evitando el desperdicio hídrico.

En esta iniciativa participan el Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE), el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), la empresa Asdron especializada en servicios de teledetección, el Instituto Universitario de Investigación de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA) de la Universitat Politècnica de València (UPV), el centro tecnológico Ainia y la cooperativa valenciana Anecoop. Todos ellos colaboran para desarrollar este proyecto que cuenta con el respaldo económico de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y financiación de la Unión Europea.

El objetivo principal de este desarrollo, llamado DigitalRiego, es utilizar la información térmica para evaluar el estado hídrico de las plantas y ajustar la cantidad de agua que se aplica en cada parcela de forma precisa. Esto permitirá un uso más eficiente de los recursos hídricos en la producción agrícola y evitará tanto excesos como déficits en la cosecha.

Este sistema también calculará la evapotranspiración real del cultivo, es decir, la cantidad total de agua que una planta absorbe y transpira al ambiente. Esto ayudará a determinar el volumen de riego necesario y evitará el desperdicio de agua.

Una de las características diferenciales de este proyecto es que proporcionará recomendaciones de riego adaptadas a las características de cada parcela, como las condiciones meteorológicas, la disponibilidad y precio de los recursos hídricos, el tipo de suelo, el sistema de riego y la variedad del cultivo.

Para lograrlo, se utilizarán modelos semi-mecánicos que simulan el balance hídrico del suelo y programarán el riego específico para cada tipo de cultivo. Esta integración de modelos de cultivo dentro de un sistema de asesoramiento sobre riego es novedosa y representará un avance significativo para mejorar la eficiencia y sostenibilidad de las prácticas agrícolas relacionadas con el uso del agua.

Actualmente, se están llevando a cabo pruebas experimentales en diferentes campos para calibrar y validar el modelo generado. Además, se utilizarán diferentes metodologías, tanto remotas (imágenes de satélite y drones) como a nivel de campo (medidas fisiológicas), para recopilar datos y testar los desarrollos en los principales cultivos de regadío de la Comunitat Valenciana.

El CIDE y el IVIA aportarán su experiencia técnica en diferentes cultivos, mientras que la empresa Asdron se encargará de mejorar el procesamiento de la información obtenida. Por su parte, la UPV contribuirá con su conocimiento en hidrología, teledetección y modelos de optimización, y el centro tecnológico Ainia trabajará en sensorización y análisis de datos. La cooperativa Anecoop también participa en el proyecto con el objetivo de mejorar la comercialización de frutas y verduras a través de la implementación de nuevas etiquetas de ecoinnovación que fomenten el ahorro hídrico.

Este proyecto se alinea con las conclusiones del Comité Estratégico de Innovación Especializado (CEIE) en Agroalimentación, que promueve la necesidad de desarrollar innovaciones para mejorar el aprovechamiento del agua en la agricultura. Además, también se enmarca en la Estrategia Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana (S3), impulsada por la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo.