24h Valencia.

24h Valencia.

La Unió pide un plan de quemas agrícolas acorde a las necesidades y riesgos del campo.

La Unió pide un plan de quemas agrícolas acorde a las necesidades y riesgos del campo.

La propuesta de la organización consiste en brindar una ayuda a los agricultores que cultivan las franjas agrícolas que limitan con las áreas forestales.

VALÈNCIA, 16 Abr.

La Unió Llauradora ha solicitado a la Generalitat que, en lugar de imponer la prohibición de las quemas agrícolas como lo ha hecho mediante la publicación de una resolución en el DOGV dos meses antes del período establecido hasta ahora, tome en consideración las realidades agrícolas de las diversas zonas y los riesgos meteorológicos existentes.

La organización ha instado a la Generalitat a emitir una nota aclaratoria sobre la situación de las quemas agrícolas, abordando aspectos como las distancias, excepcionalidades o el proceso para que los agricultores presenten una solicitud de forma ágil y rápida, con un motivo debidamente justificado.

En este sentido, el secretario general de La Unió, Carles Peris, enfatizó que la prohibición generalizada de las quemas agrícolas no es la solución en estos momentos, ya que no se puede legislar de manera indiscriminada. Asimismo, destacó la importancia de adecuar el período de autorización de las quemas agrícolas y márgenes a las necesidades de cada zona y a las circunstancias meteorológicas.

Peris sugiere establecer un sistema que permita las quemas en áreas de bajo riesgo de incendio de acuerdo con el nivel de preemergencia de la Generalitat, llegando incluso a considerar la evaluación a nivel municipal. Por lo tanto, La Unió aboga por otorgar más competencias a los Ayuntamientos en la gestión de las quemas y la delimitación de zonas en sus respectivos municipios.

El secretario general también resalta la necesidad de incentivar la ganadería extensiva como medida preventiva de incendios y sugiere remunerar a los agricultores y ganaderos por los servicios ambientales que brindan a la sociedad. La propuesta de una ayuda por el cultivo de franjas agrícolas cercanas a áreas forestales se presenta como una solución efectiva para reducir incendios y ahorrar recursos públicos.

En cuanto a las ayudas del segundo pilar de la PAC -desarrollo rural-, La Unió sugiere incluir pagos a los agricultores y ganaderos por su labor ecosistémica, la cual beneficia a toda la sociedad en su conjunto.