24h Valencia.

24h Valencia.

La UPV lidera proyecto de robot de detección y detonación de minas antipersona para la OTAN.

La UPV lidera proyecto de robot de detección y detonación de minas antipersona para la OTAN.

Un equipo del Instituto ai2 de la Universitat Politècnica de València (UPV) se encuentra participando en un proyecto ambicioso y de gran importancia para el ámbito humanitario. Dicho proyecto tiene como objetivo desarrollar un robot multicable capaz de detectar y detonar minas antipersona en zonas conflictivas.

El proyecto, denominado Multi Cable-Driven Robot for Detecting/Detonating Unexploded Mines and Ordenance, cuenta con el respaldo del programa Science for Peace and Security (SPS) de la OTAN y la participación de diversas universidades de España, Colombia, Italia y Eslovaquia. La coordinación está a cargo de la Universidad de Castilla-La Mancha.

El robot multicable se caracteriza por ser un sistema robótico que se desplaza por el terreno sin necesidad de contacto directo con la superficie. Funciona mediante un sistema de cables que le permiten posicionarse de diferentes formas. Además, estará equipado con un sistema de visión artificial, un detector y un mecanismo de detonación de minas no explotadas.

La experta en robótica del Instituto ai2 y líder del proyecto en la UPV, Marina Vallés, ha explicado que el sistema se encuentra en una fase inicial de estudio: "Estamos investigando los diferentes tipos de minas existentes y documentándonos sobre los materiales utilizados en su fabricación, ya que eso influirá en el funcionamiento del robot. Nuestra idea es diseñar un sistema que mejore los métodos actuales de detonación de minas, los cuales suelen dañar el terreno y la vegetación de manera invasiva".

El equipo del Instituto ai2, integrado en el proyecto, se centrará tanto en el desarrollo del software como en el diseño del prototipo del robot. Este equipo cuenta con especialistas en robots paralelos, así como expertos en sistemas de visión artificial que han participado en numerosos proyectos.

El proyecto, cuya reunión de inicio tuvo lugar a finales de este año, tendrá una duración de hasta 2025. Se espera que pueda ser implementado en zonas con una gran cantidad de minas no detectadas y sin detonar, como ciertas regiones de Colombia, los Balcanes o Ucrania.