Las bolsas compostables resultan aún más tóxicas que las de plástico convencional, según investigación preliminar.

Las bolsas compostables resultan aún más tóxicas que las de plástico convencional, según investigación preliminar.

VALÈNCIA, 26 Sep. - Un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha revelado la alta toxicidad de las bolsas de plástico compostables en células de peces cebra. El nivel de toxicidad aumenta con la fotodegradación, es decir, cuando las bolsas son expuestas a los rayos ultravioletas. Aunque el estudio es preliminar, el CSIC considera que estos resultados son representativos de la degradación de estos productos.

El estudio, realizado por científicos del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA-CSIC), el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) y la plataforma Susplast, evaluó la toxicidad de las bolsas de plástico en células de pez cebra en tres escenarios distintos: directamente de las muestras de las bolsas, después de la fotodegradación y mediante los fragmentos de las bolsas que se convierten en abono o compost. También se analizó el abono resultante del proceso de compostaje de las bolsas.

Los investigadores quedaron sorprendidos al descubrir que las células expuestas a las bolsas de plástico convencional no mostraron rastros de toxicidad. Sin embargo, sí se detectó toxicidad en las biodegradables, las cuales reducían la viabilidad de las células. Esto ha llevado a los investigadores a sugerir que los fabricantes añaden aditivos químicos que podrían ser especialmente tóxicos para fabricar las bolsas biodegradables. Además, las bolsas de plástico reciclado también mostraron mayores niveles de toxicidad que las convencionales.

Las bolsas biodegradables, que actualmente se encuentran en la sección de frutas y verduras de los supermercados, cuentan con el sello 'OK compost', indicando que cumplen con los requisitos para ser compostables industrialmente. Sin embargo, este estudio demuestra que la toxicidad observada en estas bolsas se transfiere al abono durante el proceso de biodegradación, lo cual puede tener un impacto negativo en el medio ambiente y en la salud humana.

Es necesario investigar exhaustivamente la migración y la ecotoxicidad de estos nuevos materiales, así como establecer un marco normativo basado en evidencia científica que garantice su seguridad antes de ponerlos en el mercado. Además, se insta a tomar medidas para regular los aditivos plásticos que se utilizan en estas bolsas. Aunque los compuestos químicos específicos añadidos a estas bolsas no se pudieron identificar debido a las patentes, se observó que todas las bolsas biodegradables tenían niveles similares de toxicidad.

El equipo de investigadores considera que este estudio es preliminar y recomienda seguir investigando la toxicidad de las bolsas biodegradables. También enfatizan la importancia de tomar medidas para regular los aditivos plásticos y garantizar la seguridad de estos materiales.

Tags

Categoría

C. Valenciana