Los 'Marco' señalan a los 'Bocanegra' como culpables del doble asesinato en el cementerio de Torrent

Los 'Marco' señalan a los 'Bocanegra' como culpables del doble asesinato en el cementerio de Torrent

Afirmaciones señalan que fue la madre quien sacó el arma, se la entregó al padre pero este la dejó caer y finalmente fue el hijo quien disparó durante el trágico incidente ocurrido el Día de Todos los Santos de 2021 en el cementerio de Torrent (Valencia), donde resultaron fallecidas dos personas, una de ellas familiar del clan conocido como 'Marco'. El otro fallecido no tenía relación con ninguno de los clanes involucrados.

En la segunda sesión del juicio, que se lleva a cabo en la Audiencia de Valencia ante un jurado popular por este tiroteo, prestaron declaración el padre del fallecido, su hijo que resultó herido durante el tiroteo, la mujer del fallecido, otro hijo y agentes de policía.

Según el testimonio de todos los testigos presenciales, la madre, Amparo, llevaba el arma escondida en su mandil y se la entregó a su esposo, conocido como 'el Mone', quien intentó disparar pero se le cayó al suelo. La madre volvió a recogerla y se la entregó entonces a su hijo, conocido como 'el Bobo', quien realizó los tres disparos.

Asimismo, todos los testigos negaron tener problemas con los miembros del clan 'Bocanegra' y explicaron que los sobrinos del abuelo, con quienes no tenían ninguna relación, fueron los que protagonizaron un tiroteo en 2016.

El primer testimonio correspondió al padre del fallecido, quien declaró que solo conocía a los acusados de vista ya que trabajaba como conserje en un colegio cercano por donde solían pasar los 'Bocanegra'. Aclaró que los acusados eran sus sobrinos "de sangre pero no de convivencia" y con ellos tenían problemas.

Esa mañana, el padre acudió al cementerio alrededor de las 10 de la mañana para visitar la tumba de su esposa, acompañado por su hijo, su nieto, su nuera y otras dos nietas pequeñas. Según su testimonio, la situación se tornó hostil desde el primer momento en que la otra familia llegó al cementerio, amenazándoles a gritos con comentarios como "te vamos a matar" y "ricachón, ya no vas a poner más flores". Añadió que la agresión comenzó con barras, sillas, gayatos y un palet, y que fue en ese momento cuando la madre sacó el arma del delantal, pero se le cayó al suelo y terminó en manos del hijo, quien realizó los tres disparos.

El hijo del fallecido, quien también resultó herido durante el incidente, corroboró que solo conocían a los acusados de vista y que su padre nunca tuvo problemas con ellos. Relató que cuando los acusados llegaron al cementerio acompañados de otros familiares, les gritaron que se fueran y les amenazaron con matarles. Afirmó que intentaron defenderse con un paraguas, ya que era un día lluvioso, pero los atacantes continuaron agrediéndolos. En relación al arma, indicó que la madre la sacó y en medio del enfrentamiento se cayó al suelo, pasando de mano en mano hasta que finalmente el hijo realizó los disparos.

La mujer del fallecido confirmó la versión de los hechos y mencionó que sus hijas pequeñas necesitaron ayuda psicológica después de presenciar la muerte de su padre. Además, relató que el hijo huyó del lugar después de los disparos, saltando por un palet, mientras que los otros miembros del clan 'Bocanegra' salieron corriendo por la puerta del cementerio.

La Fiscalía imputa a los tres acusados dos delitos de asesinato consumado, un delito de asesinato en grado de tentativa y un delito de tenencia ilícita de armas. La pena solicitada para el hijo de la pareja es de 51 años y medio de prisión como autor material de los disparos, mientras que para los padres se piden 45 años y medio de cárcel, así como el pago de indemnizaciones.

Por su parte, las defensas de los acusados solicitan su absolución alegando que no se encontraban en el cementerio ese día y que no efectuaron disparos.

Tags

Categoría

C. Valenciana