24h Valencia.

24h Valencia.

Los neandertales protegían a sus hijos con síndrome de Down, confirma estudio.

Los neandertales protegían a sus hijos con síndrome de Down, confirma estudio.

En un emocionante descubrimiento, un equipo de investigadores de la Universitat de València, la Universidad de Alcalá y la Cátedra de Otoacústica Evolutiva y Paleoantropología de HM Hospitales ha revelado el primer caso de síndrome de Down entre los neandertales. Este individuo, apodado 'Tina', logró sobrevivir más de seis años gracias a los cuidados y la solidaridad de su grupo.

El hallazgo se realizó a través del análisis de un fragmento craneal del oído derecho encontrado en Cova Negra, en Xàtiva (Valencia). Se determinó que malformaciones en el oído interno causaron una pérdida de audición severa y un vértigo incapacitante en 'Tina'. Estos resultados fueron publicados en la revista ScienceAdvances.

Este descubrimiento desafía las ideas previas sobre las comunidades neandertales, resaltando su sentido de pertenencia y altruismo. Se ha demostrado que los neandertales se ocupaban y cuidaban de los más vulnerables, lo que sugiere la presencia de auténtico altruismo en esta especie extinta.

El caso de 'Tina' representa un hito en la antropología al confirmar la existencia de personas con síndrome de Down entre los neandertales y cómo eran cuidadas de manera altruista. El fósil estudiado, encontrado en 1989 en la Cova Negra de Xàtiva, continúa desvelando misterios sobre la vida de estos antiguos seres.

Las excavaciones realizadas en este yacimiento han sido cruciales para comprender la vida de los neandertales en la península ibérica. 'Tina', el individuo con síndrome de Down, vivió al menos seis años, lo que evidencia que sus cuidados y protección fueron fundamentales para su supervivencia.

Este impactante estudio fue liderado por Mercedes Conde, profesora de la Universidad de Alcalá, en colaboración con especialistas en otorrinolaringología de los hospitales universitarios HM Puerta del Sur y HM Rivas. El análisis detallado del fósil reveló malformaciones congénitas en el oído interno, indicativas de síndrome de Down.