24h Valencia.

24h Valencia.

Manifestación exige renuncia de Rovira por ley de libertad educativa: "Un gran retroceso"

Manifestación exige renuncia de Rovira por ley de libertad educativa:

El día de hoy se ha vivido un clima de protesta en València, donde la Plataforma per l'Ensenyament Públic ha manifestado su descontento ante lo que consideran un "enorme retroceso" en la educación, la lengua y la cultura valenciana. La concentración ha tenido lugar frente al Palau de la Generalitat, con la exigencia de la dimisión del conseller de Educación, Universidades y Empleo, José Antonio Rovira.

En esta jornada oscura para la enseñanza, la lengua y la cultura valenciana, la nueva ley que ha sido aprobada en Les Corts Valencianes ha generado un malestar generalizado entre sindicatos, asociaciones de padres y madres, y la ciudadanía en general. Se critica que la normativa minimiza el valenciano y limita su uso en las comarcas donde predomina el castellano.

Los manifestantes han alzado sus voces en pro de la educación pública de calidad en valenciano, defendiendo la importancia de preservar la lengua y la identidad cultural. La protesta ha contado con mensajes como "La llengua no es toca" y "Retallades no, valencià sí", evidenciando la preocupación de la ciudadanía ante las medidas adoptadas.

La Plataforma per l'Ensenyament Públic ha denunciado que la ley aprobada favorece la exención de la asignatura de valenciano y dificulta el trabajo pedagógico en los ciclos, al permitir diferentes lenguas base dentro de un mismo ciclo. Esta medida limita la libertad de elección de las familias y va en contra de los criterios sociolingüísticos y pedagógicos.

Además, se ha criticado que la ley elimine el requisito de capacitación lingüística para el profesorado y establezca certificaciones de niveles de valenciano con carácter retroactivo. Se considera que esta normativa no promueve la protección ni la promoción del valenciano, sino que lo relega a un segundo plano en favor del inglés.

Ante esta situación, se ha exigido la dimisión del conseller de Educación y se ha anunciado la intención de impugnar la ley en todos los ámbitos posibles, incluido el judicial. Se considera que esta normativa atenta contra el Estatut d'Autonomia y no prioriza la lengua minorizada, que es el valenciano.

En definitiva, la aprobación de la ley de libertad educativa ha generado un profundo malestar en la sociedad valenciana, que ve amenazada la cooficialidad de las dos lenguas y la calidad de la educación pública en valenciano. Las críticas hacia esta normativa han sido contundentes, con acusaciones de retroceso y confrontación educativa, en un contexto donde la defensa de la lengua y la cultura valenciana está en el centro del debate.