24h Valencia.

24h Valencia.

Médicos progresistas celebran imposición de mascarilla obligatoria, aunque sugieren aplicación durante la Navidad.

Médicos progresistas celebran imposición de mascarilla obligatoria, aunque sugieren aplicación durante la Navidad.

Médicos de Familia han elogiado la decisión de la Conselleria de Sanidad de implementar el uso obligatorio de mascarillas en los centros sanitarios debido al aumento de las infecciones respiratorias. Sin embargo, señalan que esta medida debería haber sido tomada antes, ya que durante las vacaciones de Navidad la Atención Primaria tiende a colapsar debido a la coincidencia del aumento de virus respiratorios con una reducción del personal.

La Conselleria de Sanidad ha emitido una instrucción a los departamentos de salud de la Comunitat Valenciana sobre la obligatoriedad del uso de mascarillas en los centros sanitarios y sociosanitarios como medida preventiva ante el aumento de las infecciones por virus respiratorios, que actualmente alcanza una incidencia de 1.501 casos por cada 100.000 habitantes en la semana epidemiológica 52.

El portavoz de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar, Víctor Espuig, ha señalado que se confió en la responsabilidad individual de los pacientes antes de implementar esta medida, lo cual fue acertado. Sin embargo, lamenta que muchos pacientes con síntomas no acudieran a los centros de salud con mascarillas.

A pesar de que la Comunitat Valenciana ha sido la primera en implementar esta medida, Espuig considera que se ha retrasado una semana. Además, destaca que esta semana ha sido particularmente difícil debido a que se encuentran en el pico máximo de contagios de las últimas semanas y el personal ha disminuido un 60% debido a las vacaciones y días libres. Esto significa que deben atender a dos o tres veces más pacientes sin cita previa, lo que pone una gran carga sobre los médicos de familia.

Espuig también resalta el problema de la programación de las consultas, que falla todos los años, y la carga burocrática que deben llevar a cabo los médicos de familia. Por lo tanto, pide un nuevo modelo de autojustificación de las bajas laborales.

Además, enfatiza la importancia de una buena educación sanitaria para que las personas solo acudan a los centros de salud cuando realmente necesiten atención médica. Recuerda que las personas en situación de riesgo y las que presentan una evolución desfavorable son las que realmente necesitan atención médica, mientras que el resto debe guardar reposo y vacunarse.

El secretario general del sindicato médico CESM en la Comunitat Valenciana, Víctor Pedrera, coincide en que el uso obligatorio de mascarillas es necesario pero se debió implementar antes. Señala que el repunte de enfermedades infecciosas durante esta época no es imprevisible, ya que siempre ocurre durante la Navidad. Además, indica que los centros de salud suelen estar cerrados durante los días festivos, con una reducción del personal debido a las vacaciones y una tasa de vacunación baja. Esto ha llevado a una saturación en la Atención Primaria, con hasta 300 urgencias diarias en algunos centros de salud en pueblos de la Vega Baja que tienen una población de 15.000 habitantes.

Pedrera señala que la saturación es más visible en las Urgencias hospitalarias, pero advierte que es más grave en la Atención Primaria, ya que una vez que esta se desborda, todo lo demás también colapsa. A pesar de esto, destaca la increíble capacidad de los trabajadores de absorber la demanda para evitar un colapso completo.

En conclusión, Pedrera destaca que el pico de contagios generalmente se alcanza entre la segunda quincena de enero y la primera de febrero, cuando comienzan a manifestarse los contagios de Nochevieja y la vuelta al colegio. Por lo tanto, enfatiza en la responsabilidad de la población, instándolos a vacunarse y tomar las medidas de protección necesarias, ya que actualmente se ha perdido el miedo al contagio y se actúa con frivolidad.