24h Valencia.

24h Valencia.

Nueva tecnología de sensores detecta adulteración de aceites esenciales.

Nueva tecnología de sensores detecta adulteración de aceites esenciales.

En València, un grupo de investigadores de la Universidad Politècnica de València (UPV), pertenecientes al Instituto IGIC del campus de Gandia, ha creado un innovador sistema de sensores que permite identificar la huella digital de aceites esenciales, determinando su procedencia y detectando posibles adulteraciones.

Este avance ha sido aplicado inicialmente en los aceites de la jara pringosa, proveniente de un cultivo forestal, pero tiene un potencial para extenderse a otros productos. Los resultados de su investigación han sido publicados en las revistas 'Sustainability' y 'Sensors'.

Liderados por Jaime Lloret, el equipo de investigación conformado por Sandra Sendra, José Miguel Jiménez, Lorena Parra, Sandra Viciano, Ali Ahmad y Francisco Javier Díaz, tiene como objetivo principal utilizar la tecnología de sensores para evaluar el estado de madurez de cultivos forestales.

La jara pringosa produce biomateriales de alto valor cuya calidad se ve afectada por las condiciones ambientales. Para abordar esta problemática, han desarrollado un sistema de sensores de bajo coste capaz de detectar el estado de madurez de las plantas a través de sus emisiones de gases y compuestos orgánicos volátiles en el medio natural.

Mediante siete sensores de gas diseñados para medir diferentes tipos de gases, combinados con inteligencia artificial, el sistema creado por este equipo de la UPV es capaz de identificar distintos compuestos orgánicos volátiles y diferenciar olores a partir de una base de datos generada por los sensores.

Este sistema demostró su eficacia al diferenciar aceites de jara pringosa del aceite de pino y detectar adulteraciones. En su última investigación, lograron distinguir aceites esenciales de jara pringosa de diferente calidad.

Una de las ventajas más destacadas de este sistema es su bajo coste y facilidad de uso en comparación con los análisis químicos tradicionales empleados para diferenciar aceites y cuantificar sus compuestos químicos, que requieren personal especializado y equipos costosos de mantenimiento.

Actualmente, el equipo de la UPV se encuentra trabajando en la detección y cuantificación de moléculas específicas como el alfa-pineno, principal compuesto del grupo de hidrocarburos terpénicos, con el objetivo de enriquecer su base de datos para mejorar la precisión del sistema.

Para desarrollar y validar este sistema, el equipo de la UPV ha contado con la colaboración del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMDIRA) y el Centro de Desarrollo de Energías Renovables - Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CEDER-CIEMAT).