24h Valencia.

24h Valencia.

Nuevo escáner revolucionario para tratamiento de cáncer con protonterapia.

Nuevo escáner revolucionario para tratamiento de cáncer con protonterapia.

En un avance científico sin precedentes, un grupo de investigadores liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado desarrollar el primer escáner para tomografía con protones completamente español. Este hito ha sido posible gracias a la colaboración entre el Instituto de Física Corpuscular (IFIC), el Instituto de Estructura de la Materia (IEM-CSIC) y la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

El nuevo dispositivo desarrollado permite obtener imágenes a partir de las partículas utilizadas en la protonterapia, una innovadora técnica para tratar el cáncer. Esta tecnología facilitará la planificación de las dosis del tratamiento y promete revolucionar la manera en que se aborda esta enfermedad. Los resultados de este proyecto pionero han sido publicados recientemente en la prestigiosa revista científica The European Physical Journal Plus.

La protonterapia representa un avance significativo en el tratamiento del cáncer, ya que utiliza protones para dirigir la radiación directamente a las células tumorales, minimizando así el daño en los tejidos sanos circundantes. Sin embargo, hasta ahora, la planificación del tratamiento se veía limitada por la falta de imágenes médicas precisas del paciente.

Para solucionar este inconveniente, el equipo de investigadores ha desarrollado un escáner innovador que permite obtener imágenes directamente con protones. Aunque por el momento se ha utilizado en maniquíes, los resultados han sido prometedores y demuestran la viabilidad de esta tecnología. Según Enrique Nácher, científico del CSIC, este avance podría significar una mejora significativa en la precisión de la protonterapia.

Utilizando un conjunto de detectores de seguimiento y un centelleador de alta resolución de energía, el equipo pudo obtener imágenes de calidad media-alta y comparable a la de otros escáneres de vanguardia. Los investigadores creen que, de escalarse adecuadamente, este escáner podría utilizarse para mejorar la precisión en la planificación del tratamiento de pacientes antes de someterse a protonterapia, lo que permitiría una mejor deposición de dosis en el tejido canceroso y minimizaría la exposición del tejido sano.