24h Valencia.

24h Valencia.

Padre confiesa haber asesinado a su propio hijo en Sueca tras la separación: "Lo estrangulé y apuñalé", revela.

Padre confiesa haber asesinado a su propio hijo en Sueca tras la separación:

En la localidad valenciana de Sueca, un hombre ha reconocido haber matado a su hijo de 11 años recién cumplidos en su vivienda el 3 de abril de 2022, después de separarse de su esposa y discutir con el menor. Según sus declaraciones, lo agarró del cuello y lo apuñaló varias veces. El acusado ha mencionado que este asesinato no habría ocurrido si su expareja hubiera frenado los trámites de divorcio. Además, ha confesado que permitió al niño coger el teléfono móvil y llamar a su madre mientras lo apuñalaba.

El juicio contra el acusado estaba programado para mediados de diciembre, pero se pospuso hasta hoy para no coincidir con las festividades navideñas.

El hombre se enfrenta a una pena de prisión permanente revisable por un delito de asesinato con la agravante de parentesco. También se le acusa de amenazas, maltrato, quebrantamiento de condena, y maltrato físico y psicológico habituales, por los cuales se solicitan siete años de prisión.

El incidente ocurrió en la vivienda familiar en Sueca el 3 de abril de 2022. El acusado, de 47 años, había obtenido la custodia compartida del niño tras su divorcio de 17 años de matrimonio, en el cual, según la Fiscalía y la acusación particular, la madre sufrió malos tratos físicos y psicológicos. El niño era muy deseado, habiendo sido concebido tras tres inseminaciones artificiales.

El día del crimen, el acusado apuñaló repetidamente a su hijo después de una discusión. Durante el altercado, el acusado amenazó al niño diciéndole "¡Voy a por ti!", lo que llevó al menor a enviar un mensaje a su madre pidiendo ayuda. La madre intentó comunicarse telefónicamente con él, pero solo pudo escuchar el grito desgarrador de su hijo antes de que se cortara la comunicación.

El acusado ha afirmado que su relación con su expareja era buena antes de separarse y ha negado los insultos y maltratos físicos. Sin embargo, existe una sentencia condenatoria en su contra por haberla agarrado del cuello. Después de la separación, la madre y el niño se fueron a vivir a la casa de los padres de ella, situada en Cullera, Valencia. El acusado ha reconocido que intentó regresar con ella en varias ocasiones, pero ha negado haber infringido la orden de alejamiento.

El acusado ha afirmado que su relación con su hijo era muy buena y que no había tenido ninguna discusión previa con él. Sin embargo, el día del cumpleaños del niño, discutió con él porque no quería estar ahí y quería irse con su madre. Durante la discusión, el acusado agarró al menor del cuello y lo apuñaló varias veces. El acusado ha admitido que permitió que su hijo cogiera el teléfono móvil y llamara a su madre mientras lo apuñalaba. Ha mencionado que en ese momento estaba bajo los efectos del alcohol y sufría de depresión.

Después del testimonio del acusado, su exmujer declaró a puerta cerrada para evitar su revictimización, protegida por un parabán.