24h Valencia.

24h Valencia.

Refuerzo de controles en el carril bus de València por parte de la Policía Local y EMT.

Refuerzo de controles en el carril bus de València por parte de la Policía Local y EMT.

La Policía Local de València junto con la Empresa Municipal de Transportes (EMT) han anunciado una nueva campaña para intensificar los controles sobre los vehículos privados que circulen o se estacionen en el carril bus. Esta iniciativa comenzará con una fase informativa seguida de una ejecutiva que contempla multas de hasta 300 euros para los infractores, según informó el ayuntamiento de la ciudad.

Los agentes de la Policía Local y el personal de inspección de la EMT estarán desplegados por València, especialmente en los puntos donde la ocupación del carril bus es más frecuente, a partir del próximo lunes, 22 de abril.

La campaña informativa se llevará a cabo durante la primera semana e incluirá información sobre los perjuicios que provoca la ocupación no autorizada del carril bus-taxi, como retrasos, tráfico congestionado, pérdida de frecuencia y accidentes, según destacó el consistorio.

En la segunda fase de la campaña, se aplicarán sanciones que pueden llegar hasta los 300 euros de acuerdo con la normativa vigente. El concejal de Seguridad, Movilidad y presidente de la EMT, Jesús Carbonell, enfatizó que la invasión del carril bus-taxi va en contra del buen servicio de transporte público en la ciudad.

Carbonell también destacó que el transporte público es fundamental para la movilidad urbana y que el ayuntamiento está comprometido con fomentar su uso para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y preservar el medio ambiente.

El concejal expresó su confianza en que la campaña, que combina medidas educativas con sanciones, dará buenos resultados. Señaló que se han mantenido reuniones con responsables de la Policía Local y la EMT para coordinar la iniciativa y que ya se están preparando los equipos de trabajo.

La campaña surge a raíz de las solicitudes de las centrales sindicales de la EMT, que han pedido acabar con la ocupación no autorizada de los carriles bus. Los sindicatos han señalado que esta práctica perjudica al transporte público y afecta negativamente al personal de conducción, que reclama acciones como la campaña que ahora se pondrá en marcha.