Rescates en Alzira y Rumanía: 14 víctimas de explotación sexual son liberadas tras sufrir violencia y abusos.

Rescates en Alzira y Rumanía: 14 víctimas de explotación sexual son liberadas tras sufrir violencia y abusos.

Una exitosa operación policial llevada a cabo por Europol ha resultado en la detención de 9 individuos que se dedicaban al lavado de dinero a través de propiedades inmobiliarias y vehículos de lujo.

En esta ocasión, la Policía Nacional ha logrado liberar a 14 víctimas de explotación sexual en España y Rumanía. Estas mujeres eran sometidas a agresiones y humillaciones por parte de una organización criminal. Si no lograban cumplir con las exigencias económicas, las mujeres eran rapadas, obligadas a dormir en el suelo o sacadas desnudas al balcón en pleno invierno. Dos de las víctimas fueron encontradas en la localidad de Alzira, Valencia.

La operación ha sido desarrollada en el marco del equipo conjunto de investigación (ECI) entre España y Rumanía, bajo la coordinación de Europol y las directivas de Eurojust, como ha informado la Policía a través de un comunicado. En total, se han detenido a nueve personas, presuntos miembros de la organización, quienes aparentemente utilizaban el dinero obtenido de la explotación de las víctimas para adquirir bienes inmobiliarios y vehículos de lujo. Ocho de los detenidos fueron arrestados en Alzira y uno en València.

Según ha comunicado la Policía, la organización criminal reclutaba a sus víctimas a través del conocido método conocido como 'Lover Boy'. Este método se basa en establecer relaciones de amistad o familiares, o incluso a través de perfiles falsos en redes sociales o aplicaciones de citas, con el objetivo de mostrar interés por una mujer en específico.

Una vez captadas, las víctimas eran forzadas a prostituirse en la vía pública, aprovechando su vulnerabilidad y necesidad. Las mujeres sufrían condiciones "abusivas" y eran brutalmente golpeadas, incluso llegando a recibir latigazos con cables de teléfono. Además, eran sometidas a constantes humillaciones.

En caso de no conseguir la cantidad de dinero requerida, que oscilaba entre los 300 y 400 euros diarios, las víctimas eran rapadas y obligadas a dormir en el suelo, debajo de la cama del proxeneta. Incluso, en pleno invierno, eran obligadas a salir desnudas al balcón. Además, eran forzadas a tener relaciones sexuales incluso durante su período menstrual.

Los supuestos miembros de la organización utilizaban los beneficios obtenidos de la explotación de las víctimas para adquirir bienes inmuebles y vehículos de lujo. Posteriormente, este dinero era enviado a Rumanía a través de transferencias bancarias o agencias especializadas.

En esta operación, se ha contado con la colaboración de la Agregaduría de Interior de la Embajada de España en Rumanía, así como la Policía Nacional de dicho país y las ONG Operation Underground Railroad (O.U.R) y Amar Dragoste.

Tres de los detenidos han ingresado en prisión acusados de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y matrimonio forzado, relacionados con prostitución, pertenencia a organización criminal, amenazas y hurto.

Los agentes realizaron dos registros en la localidad de Alzira y cuatro en Turnu Mugurele-Teleorman (Rumanía), incautándose de 3.600 euros en efectivo, un vehículo, cuatro armas blancas, joyas, seis teléfonos móviles y documentación relacionada con la investigación.

Tags

Categoría

C. Valenciana