24h Valencia.

24h Valencia.

Restauración de El Parotet de Miquel Navarro consigue la recuperación completa de su cromatismo original.

Restauración de El Parotet de Miquel Navarro consigue la recuperación completa de su cromatismo original.

El Ayuntamiento de València ha adjudicado a la empresa Salmer Restauración y Conservación S.L. el contrato para los servicios de limpieza, saneado y repintado de El Parotet, una obra del valenciano Miquel Navarro situada en la plaza de Europa, con el fin de "devolverle su cromatismo original", como ha señalado el concejal de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno.

La intervención, cuyo presupuesto global asciende a 73.151,76 euros (IVA incluido), consistirá en la inspección previa de su estado de conservación; el análisis del recubrimiento existente; la limpieza de la suciedad depositada en la superficie, con la eliminación de óxidos; y la preparación de las superficies para recibir el recubrimiento final conforme a la tonalidad escogida por el propio artista, ha indicado el consistorio en un comunicado.

Moreno ha afirmado que el objetivo de esta actuación es "evitar el deterioro del bien, protegerlo y ponerlo en valor, ya que se ha convertido en un símbolo del paisaje urbano" de València. "Es una obra que donó a la ciudad en 2003 la Fundación Bancaja y que representa a un guerrero de carácter totémico, pero que todos conocemos como El Parotet por su semejanza con una libélula", ha apuntado el edil.

La empresa adjudicataria de la restauración deberá acometer los trabajos mencionados en un plazo máximo de tres meses, no prorrogables, en colaboración con los técnicos del Servicio Municipal de Patrimonio Histórico. Con carácter complementario a estas obras, se mejorará la iluminación ornamental del monumento, ha agregado el Ayuntamiento.

Moreno ha comentado que todos los gastos inherentes al uso, conservación y mantenimiento de la estatua corren a cargo del consistorio atendiendo al acuerdo alcanzado entre esta administración municipal y la Fundació Bancaja en el momento de la donación.

La obra tiene una altura de 46 metros y un peso de 93 toneladas y al igual que muchas de las creaciones de Navarro destaca "por su verticalidad, sus dimensiones colosales y por la acusada estilización de sus formas", ha precisado el Ayuntamiento. La escultura está realizada en hierro pintado en azul mediterráneo y valorada en 1,1 millones de euros.

El consistorio ha detallado que El Parotet se alza desde 2003 y "a modo de vigía" en la rotonda de la plaza de Europa, junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias y a la Torre de Francia, "con la que rivaliza en altura".

Su autor, Miquel Navarro, posee en València más obras como la Fuente pública (más conocida como La pantera rosa), Home Guaita y Motoret 2000. En 1984 se inauguró la primera de ellas en las inmediaciones de la plaza Manuel Sanchis Guarner, bajo el patrocinio de la Sociedad de Aguas Potables y Mejoras de Valencia. Una década después, la Fundación Bancaja cedió la escultura en acero Home Guaita para su emplazamiento en los Jardines del Real, presidiendo desde 1999 la entrada del Museo de Ciencias Naturales.

Dos años más tarde, se instaló en el acceso a l'Umbracle Motoret 2000, junto con otras piezas escultóricas de escultores valencianos como Joan Cardells o Ramón de Soto, ha agregado el consistorio.

Desde la oposición municipal, la concejala de Compromís Glòria Tello, extitular de Cultura en esta corporación local, ha indicado que su grupo lamenta que el actual gobierno de la ciudad, formado por PP y Vox, "haya dilatado en el tiempo esta intervención".

Tello ha manifestado, en declaraciones remitidas a los medios de comunicación, que el anterior ejecutivo de la ciudad, presidido por el edil de Compromís Joan Ribó, dejó en licitación esta actuación "para garantizar que la restauración fuera efectiva y real en fecha del pasado mes de octubre, cuando se cumplieron los veinte años de El Parotet".

"Ahora nos quieren vender esta adjudicación como un éxito, pero hay que recordar que llega tarde y mal. El Parotet es un símbolo para València, obra de uno de nuestros escultores más valorados y estimados y esta importancia merecía una gestión comprometida y eficaz que el PP no ha querido o no ha sabido hacer", ha señalado Glòria Tello.