24h Valencia.

24h Valencia.

Zaplana cambia de actitud ante su declaración en el juicio

Zaplana cambia de actitud ante su declaración en el juicio

El expresidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana, finalmente tuvo la oportunidad de declarar ante la Audiencia de Valencia en el marco del caso Erial, luego de dos aplazamientos previos. Sin embargo, su llegada a los juzgados no estuvo exenta de incidentes, ya que una mujer que esperaba en la fila de control de acceso le recriminó por no respetar su turno: "Haz la cola", le reprochó.

Por su parte, el exministro del Partido Popular abandonó el edificio alrededor de las 14:00 horas y se detuvo a hablar con los numerosos medios de comunicación que lo esperaban: "Yo he cumplido con lo que debía hacer; lo que tenga que suceder, sucederá".

Esta jornada significó la testificación de Zaplana, quien se enfrenta a una posible condena de 19 años de prisión por delitos como organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, falsedad en documento oficial y mercantil, y prevaricación administrativa en relación al caso Erial, que investiga supuestos cobros ilegales en concesiones de ITV y parques eólicos en la Comunitat Valenciana por un valor superior a 10 millones de euros.

Acompañado de su abogado, Zaplana fue abordado por una mujer al intentar ingresar a la Ciudad de la Justicia, quien le reprochó nuevamente por no respetar el orden de la fila de espera. A pesar de los incidentes, logró acceder al recinto gracias a la intervención de un guardia civil que lo escoltó hasta una puerta de acceso diferenciada para profesionales jurídicos.

En las afueras de los juzgados, otra mujer manifestaba su indignación coreando tras una pancarta cada vez que un acusado ingresaba al edificio: "¿Dónde está el dinero de los valencianos?".

Al finalizar su declaración, Zaplana se detuvo para dirigirse a los medios de comunicación presentes y afirmó: "He respondido a todas las preguntas que me han formulado, especialmente las del ministerio público". Sin embargo, al ser consultado sobre posibles pactos con la Fiscalía por parte de otros acusados, simplemente expresó: "Eso es lo que parece, pero lo que tenga que suceder, sucederá".

Ante la pregunta sobre si se sentía satisfecho, Zaplana respondió: "Después de tantos años, ¿cómo podría estar satisfecho?". La incertidumbre sobre el desenlace de este caso continúa, mientras la justicia sigue su curso.